Search
Close this search box.

Tales of the Empire | Star Wars se sumerge en el Lado Oscuro

tales of empire
Morgan Elsbeth y Barriss Offee toman el centro del escenario en Star Wars: Tales of the Empire, otra divertida adición antológica a la franquicia.

En 2022, Star Wars: Tales of the Jedi brindó a los fanáticos la oportunidad de explorar la historia de dos personajes que fueron influenciados por las enseñanzas de la Orden Jedi y afectados por su arrogancia. Grandes Caballeros Jedi como Anakin Skywalker instruyeron a Ahsoka Tano, pero se apartaron de la Orden cuando esta no estuvo presente en su momento más crítico. Por otro lado, Conde Dooku, quien más tarde se convirtió en un despiadado Lord Sith, fue un respetado Maestro Jedi que se vio influenciado hacia el Lado Oscuro por la constante corrupción de la República Galáctica y su genuino deseo de combatirla cuando los Jedi no lo hicieron.

Tales of the Jedi fue un experimento antológico breve pero interesante, ya que exploró cómo tragedias similares podrían influir en las personas y llevarlas por caminos divergentes según se pusieran a prueba sus ideales. Star Wars: Tales of the Empire es una versión de espejo distorsionado de esa primera antología.

Tales of the Empire explora las vidas de dos personajes marcados por decisiones trágicas y pérdidas que los empujaron hacia el Lado Oscuro durante los albores del Imperio Galáctico. Como Yoda describió hace 25 años en Star Wars: Episodio I – La Amenaza Fantasma, estos personajes están consumidos por el miedo, la ira, el odio y el sufrimiento.

tales of empire
tales of empire

En esta ocasión, las protagonistas son Morgan Elsbeth (Diana Lee Inosanto) de Ahsoka y Barriss Offee (Meredith Salenger) de Star Wars: The Clone Wars. Aunque nunca se cruzaron, ambos personajes abrazaron una oscuridad compartida debido a las secuelas de las Guerras Clon. Los resultados son comparables a los de Tales of the Jedi: imágenes impresionantes y un trabajo vocal destacado, pero con historias que oscilan entre lo convencional y lo inesperado. Esta dualidad refleja lo que George Lucas describió una vez como “poesía, para que rimen”, aludiendo a las relaciones temáticas entre sus trilogías.

Ambas historias se desarrollan en direcciones opuestas entre sí. El pasado de Elsbeth se exploró brevemente en The Mandalorian, pero recibió un contexto más completo en Ahsoka, donde se la presenta como una Nightsister con una devoción ardiente hacia Gran Almirante Thrawn, un líder del Imperio proveniente del universo expandido. Aparte de eso, poco se sabía sobre la Magistrada Imperial.

Por otro lado, el destino de Barriss ha sido objeto de especulación en línea durante años. Durante las Guerras Clon, entabló amistad con Ahsoka antes de culparla por un atentado que llevó a Ahsoka a abandonar la Orden Jedi. Esta traición fue motivada por la creencia de Barriss de que la Orden se había corrompido, adoptando una postura militarista en detrimento de su papel como pacificadores.

Desde cierto punto de vista, tenía razón. Sin embargo, la cancelación inicial de The Clone Wars dejó en duda si Barriss sobrevivió a la Orden 66 y, de ser así, en qué se convirtió. En Tales of the Empire, descubrimos los orígenes de una antiheroína y el destino de otra, ambos entrelazados con los maquiavélicos planes de Darth Sidious para eliminar a los Jedi y la democracia, incluso si los personajes mismos nunca llegan a darse cuenta completamente de ello.

tales of empire
tales of empire

Tales of the Empire muestra el nacimiento de la furia interior de Morgan Elsbeth

Con Elsbeth, Tales of the Empire nos lleva de vuelta a sus orígenes. Al conectarla con el horrible aftermath de la Masacre de la temporada 4 de The Clone Wars, aprendemos cómo una joven Morgan (Cathy Ang) logró sobrevivir a los droides y al General Grievous (Matthew Wood), retratado aquí con una brutalidad competente, a diferencia de su comportamiento habitual como villano de dibujos animados CGI, durante la batalla de Dathomir. Sin embargo, presencia la casi exterminación de las Nightsisters.

Aunque brevemente se le ofrece la oportunidad de una nueva vida, el odio de Morgan la deja incapaz de dejarlo ir. Ese odio solo genera otra tragedia y, al llegar a la edad adulta, un creciente distanciamiento de aquellos que no comprenden sus objetivos. Esto incluye al Imperio, con sus habituales burócratas miope y ávidos de poder, y al pueblo de Calodan, que resiente sus promesas económicas fallidas pero luego temerá su brutalidad en The Mandalorian.

Solo Thrawn se da cuenta de que algo más grande impulsa a Elsbeth, siendo su primera conversación en Corvus uno de los momentos más dinámicos de la temporada. Esto, a su vez, siembra las semillas de su lealtad y desafío contra la Nueva República años después.

Hay una línea trágica a lo largo de estos episodios, definiendo a la Magistrada como alguien cuyo odio la mantiene en marcha a costa de rechazar cualquier opción que pudiera alejarla de un camino de violencia. Y, aunque breves, los episodios hacen un uso adecuado de personajes de programas de Star Wars en acción real preexistentes, incluidos Thrawn, Gilad Pellaeon (Xander Berkeley) y el residente de Calodan Wing (Wing T. Chao), para integrarlos de manera plausible en la línea de tiempo de Morgan.

Sin embargo, por más que revelen sobre lo que la impulsa, nada aquí sorprenderá completamente a los fans. Es una historia de origen en tres partes que sigue una fórmula conocida pero que se presenta de manera visualmente atractiva.

tales of empire
tales of empire

Tales of the Empire: La dualidad de Barriss Offee – Entre el Lado Oscuro y la Redención

La historia de Barriss, mientras tanto, es un tanto más intrigante. Situada en el aftermath de la destrucción del Templo Jedi, la padawan encarcelada recibe una suerte de oportunidad por sus crímenes. Liberada por la Cuarta Hermana (interpretada nuevamente por Rya Kihlstedt de Obi-Wan Kenobi), Barriss está entre las primeras consideradas para el Programa Inquisidor. Aunque sus primeros años han sido documentados en varios medios, desde cómics de Darth Vader hasta la novela del año pasado Inquisitor: Rise of the Red Blade, hay algo fascinante en ver a un personaje observar el programa cazador de Jedi en sus inicios.

Los vistazos de Barriss a una Fortaleza Inquisitoria apenas construida son bastante inquietantes, al igual que su entrenamiento inicial bajo el Gran Inquisidor (Jason Isaacs) para adoptar técnicas de combate más agresivas. Técnicas que, como sabemos de The Clone Wars, Barriss no duda en usar ella misma.

Pero, aunque pueda parecer difícil, existe una diferencia entre un Jedi desilusionado y un seguidor Imperial curioso respecto a los Sith. Como alguien que se oponía a lo que la Orden había llegado a representar, una parte esencial del arco de Barriss en Tales of the Empire radica en su intento por reconciliar esta creencia en seguir adelante con una organización que considera a cualquier Jedi superviviente como una amenaza, incluso aquellos que ya no se consideran parte de la Orden.

Esto se refleja en su dinámica con Lyn, cuyo fanatismo y brutalidad obligan a Barriss a enfrentarse a lo que el Imperio está promoviendo y, dada su historia de extremismo, si está de acuerdo con eso. La ejecución de su relación es algo imperfecta: se hacen intentos para dar a Barriss y Lyn una amistad pasada que podría haber funcionado mejor con solo un poco más de contexto. Sin embargo, funciona lo suficiente como para crear un reflejo oscuro para este personaje Jedi caído.

Es importante tener en cuenta que el episodio final de Tales of the Empire ha sido sabiamente retenido de todo marketing, incluido su propio tráiler de revelación. Sin revelar demasiado, el final se inclina hacia una parte de la historia expandida que complacerá a los lectores de Star Wars de toda la vida. También tiene un final más abierto a la interpretación de lo esperado al tiempo que se conecta con los temas centrales del programa.

tales of empire
tales of empire

La animación de Tales of the Empire sigue siendo de primera categoría

Aunque Tales of the Empire sigue siendo una creación de Dave Filoni, la labor de escribir sus seis episodios ahora recae en un trío conformado por Amanda Rose Muñoz, Matt Michinovetz y Nicolas Anastassiou. Cada entrega se siente compacta y logra transmitir la profundidad de la tragedia que acompaña los viajes de nuestros dos personajes, a medida que toman pasos similares pero también radicalmente diferentes. Además, una vez más, destaca visualmente.

El estilo de CGI utilizado en casi todos los dibujos animados de Star Wars desde The Clone Wars se siente más vibrante aquí, desde las texturas de fondo hasta los poros en los modelos de personajes e incluso la forma en que una hoja de sable de luz brilla contra la piel. Este hecho nos recuerda que la animación ha sido siempre un medio en el que Star Wars destaca con fuerza, especialmente debido a su capacidad para evitar restricciones presupuestarias de efectos.

La calidad de la acción en el programa es igualmente impresionante. Las escenas de lucha siguen siendo rápidas y fluidas como siempre, y cada vez que se enciende un sable de luz, es difícil no quedar atrapado y disfrutar del espectáculo. Aunque Elsbeth no utiliza la famosa arma Jedi, Tales of the Empire aún le proporciona herramientas familiares para enfrentarse a sus enemigos. Un duelo uno a uno en el segundo episodio destaca, donde la experiencia en artes marciales de Diana Lee Inosanto se traduce perfectamente a la animación, recordándonos una vez más por qué podía defenderse contra un Jedi entrenado.

Al igual que Tales of the Jedi, Tales of the Empire se presenta como un regalo para los fans de toda la vida que han seguido la era de narración de historias de Star Wars de Filoni desde 2008. Esta era, que parece estar cerrando un capítulo importante con la conclusión de The Bad Batch, ha sido marcada por la narrativa cautivadora y la profundización en el universo de Star Wars.

Aunque imperfecta, la serie ofrece una visión única de dos personajes cuyos caminos reflejan emociones adyacentes al Lado Oscuro y las consecuencias de perseguir esos valores como combustible durante demasiado tiempo.

Una vez más, el equipo de animación de Lucasfilm merece elogios por todo su arduo trabajo, refinando un estilo visual tan singularmente Star Wars que, independientemente de las controversias en acción en vivo de la marca, es difícil no emocionarse por el próximo lanzamiento animado. Quizás una serie de la era más madura de Star Wars: The High Republic, si Disney quiere salir de su zona de confort después de The Acolyte.

Star Wars: Tales of the Empire se estrenó en Disney Plus el 4 de mayo.

Suscribite al newsletter de Revista Hush y recibí el mejor análisis de la cultura pop en tu mail

REVIEW | Star Wars Bounty Hunters #23

Con los sindicatos del crimen inmersos en una guerra, nadie toma en serio al torpe cazarrecompensas Dengar en Star Wars: Bounty Hunters #23, de Sacks y...

REVIEW | Obi-Wan Kenobi #1

Star Wars Obi-Wan Kenobi #1 desvela un momento crucial del pasado del Maestro Jedi, manteniendo a los lectores cautivados con su narrativa estilo de memorias.

REVIEW | Star Wars: Darth Vader #23 de Marvel

Una historia de ritmo rápido con tonos sentimentales, Star Wars: Darth Vader #23 se vincula con la línea argumental de Crimson Reign mientras el Lord Sith...