STREAMING

Los Anillos de Poder 1x4: La Gran Ola

Los Anillos de Poder 1x4
Los Anillos de Poder 1x4

Los Anillos de Poder 1x4 presenta a Adar. Además, un elfo caído que se levanta como padre de los orcos y las razas, después de entender los presagios, se unen para derrotar al gran mal que acecha. Esto es todo lo que dejó el cuarto episodio de la serie de Prime Video.

“Hay una tempestad en mí”. Galadriel (Morfydd Clark) habla de las fuerzas que la impulsan. Pero en Los Anillos de Poder 1×4, La Gran Ola, esta tempestad podría retratar a cualquiera de los personajes de la serie; o a la relación entre un padre y su prole: las formas en que hieren, confían, protegen y fallan a sus hijos. Después de todo, Adar significa padre. 

En el palacio de Númenor, las madres con sus bebés se han reunido con la reina regente Míriel (Cynthia Addai-Robinson) para participar en un rito especial. “En esta corte nos reunimos todos los días para definir el futuro de nuestra isla. Pero en la Bendición de los Niños, nos reunimos para dar la bienvenida a aquellos que vivirán ese futuro, uno tan ilimitado como un amanecer sobre el mar”. Pero el mar ondulante tendrá su propia opinión. El palacio comienza a temblar y, de repente, una ráfaga de pétalos blancos se precipita en el salón. El árbol blanco, el símbolo de la vigilancia y el juicio de los Valar, está perdiendo sus pétalos.

Mientras Míriel observa, clavada en el lugar como el árbol mismo, una enorme ola se estrella sobre la isla, desmoronando sus edificios, inundando furiosamente el propio palacio, sumergiendo a ella y al futuro que acuna en sus brazos en las profundidades.  Debería haber quedado claro que esto era una visión, pero la escena es tan abrumadora que produce un estado de shock. Míriel abre los ojos en un dormitorio iluminado por el sol . “¡Es un día perfecto!” anuncia su dama de compañía. La regente se conforma con que no sea  apocalíptico.

El matón al que Halbrand (Charlie Vickers) aplastó ahora está avivando la ira en un patio lleno de gente: “Yo digo que la reina es ciega o amante de los elfos, como su padre”. El canciller Pharazôn (Trystan Gravelle) interrumpe a la multitud para prometer “Juro que las manos de los elfos nunca tomarán el timón de Númenor”. El político manda a repartir vino a las masas, confiando en que sus palabras aplacarán al pueblo alarmado. En este estado de ánimo repentinamente festivo, tenemos algo así como un lindo encuentro: el hijo de Pharazôn, Kemen (Leon Wadham), habla con la nueva aprendiz Eärien (Ema Horvath) mientras observa a la multitud.

En el palacio, Míriel examina los pergaminos que Galadriel trajo del Salón de la Sabiduría. La elfa la insta a reconstruir la alianza con los elfos y luchar juntos contra Sauron. Míriel dice que esta es la propuesta “más sorprendente y ambiciosa” que ha escuchado en semanas, pero Númenor no se unirá a la lucha. Las mujeres comenzaron la escena en pie de igualdad, pero ahora Galadriel se eleva sobre Míriel desde el estrado. Ella descarta la autoridad de la reina regente a favor de su padre depuesto. ¿El resultado? Termina encerrada al lado de Halbrand.

Los Anillos de Poder 1x4: La Gran Ola
Los Anillos de Poder 1x4

Los Anillos de Poder 1x4: La Gran Olan el océano con los otros cadetes, Isildur (Maxim Baldry) mira al otro lado del mar hacia las rocosas costas occidentales de Númenor. Vuelve a escuchar el misterioso susurro: “Isildur”, que lo llama la costa dorada por el sol. Deja deslizar su cuerda y el maestro de vela lo despide, tal como esperaba, pero también despide a sus amigos. 

De vuelta en tierra, la promesa de Isildur de recuperar la posición de sus devastados amigos solo empeora las cosas. “Como era lo suficientemente grande como para sostener un remo, quería subirme a ese bote. Hice todo lo que se suponía que debía hacer para ganármelo”, grita Valandil (Alex Tarrant). “¿Y que hiciste? ¿Qué has hecho alguna vez sino cavilar y lloriquear sobre tu hermano muerto? Ese poco de exposición le gana una bofetada en la cara. Esta amistad ha encallado.

También en serios problemas, Arondir (Ismael Cruz Córdova), encadenado en la guarida de los orcos. Finalmente, Adar (Joseph Mawle) aparece, mostrando un lado de su rostro cubierto por una telaraña de cicatrices. Sus orejas puntiagudas delatan que es un elfo. Se arrodilla junto a un orco herido y sonríe con lo que, en otro rostro, podría ser dulzura mientras los ojos rojos como la sangre del orco se abren y un entusiasta Adar, ‘padre’, escapa de su boca sin labios.

Adar apuñala al orco herido, sosteniendo su mirada hasta que deja de respirar. Luego pregunta, en élfico, dónde nació Arondir. “Te han dicho muchas mentiras”, dice. “Algunos son tan profundos que incluso las rocas y las raíces ahora las creen. Desenredarlo todo requeriría la creación de un nuevo mundo. Pero eso es algo que solo los dioses pueden hacer, y yo no soy un dios. Al menos no todavía.”

Adar le da a Arondir un mensaje para que lo lleve de regreso a la torre de vigilancia, donde Bronwyn (Nazanin Boniadi), quien se ha hecho cargo, organiza a los hombres y mujeres que buscan refugio. Las raciones se están agotando y Theo (Tyroe Muhafidin) sugiere volver corriendo a la ciudad para conseguir comida. Pero Bronwyn no enviará a su hijo al peligro. “Puedes ayudarme o puedes hacerlo más difícil”, advierte. 

Como era de esperar para el hijo testarudo de una madre testaruda, Theo elige desobedecerla. Regresa al pueblo abandonado y rápidamente es sorprendido por un orco. Theo sostiene la espada susurrante para protegerse, que estalla en llamas y comienza a forjarse de nuevo en el fragor de la violencia. El orco le grita a su compañía que Theo “tiene la empuñadura” que han estado buscando por orden de Adar.

Los Anillos de Poder 1x4
Los Anillos de Poder 1x4

Los Anillos de Poder 1x4: La Gran Olaasado en las sospechas de Celebrimbor (Charles Edwards), Elrond (Robert Aramayo) ha regresado a Moria para averiguar qué esconde Durin (Owain Arthur). Disa le dice a Elrond que puede encontrar a Durin en la mina de cuarzo, pero Elrond no lo cree. La calidez expansiva de Disa se vuelve helada. “¿Había algo más que quisieras preguntar, querido?” dice, pero suena como un “puedes irte ahora”. 

Pero Elrond tenía razón: escucha a Durin decirle a Disa que están “haciendo un buen progreso en la vieja mina”. En busca del secreto de su amigo, Elrond desciende a una cámara oculta, donde encuentra rocas hendidas con vetas de un brillante color púrpura plateado. Pero antes de que pueda ver más, Durin lo atrapa y exige el juramento de silencio del elfo antes de que lo cuente que esconde. Elrond jura, sobre la montaña por la memoria de su padre.

Durin le muestra a Elrond el mineral brillante llamado “mithril”, que es “más ligero que la seda, más duro que el hierro”. Cree que es el comienzo de una nueva era para los enanos, pero su búsqueda es peligrosa y ha sido algo limitada por el rey. Durin le da la pepita a Elrond como muestra de su amistad reparada. Pero luego el suelo tiembla y una nube de polvo llena la cueva: la tierra se ha tragado a los cuatro mineros que estaban excavando en busca de mithril.

De una amistad reparada a amistades rotas, Los Anillos de Poder se dirige de regreso a través de los canales de Númenor en lo alto del puente. Galadriel se pasea por su celda, en su mayoría rechazando los consejos de Halbrand. Pharazôn llega para informar a Galadriel que la enviarán de regreso a los elfos esta noche. La liberan de su jaula dorada a un círculo de guardias. Pero no es solo Halbrand quien puede derrotar a una manada de hombres sin ayuda; en un instante, la elfa los encierra en la misma jaula que la mantuvo presa y escapa.

La elfa marcha directamente al dormitorio del rey depuesto. Pero es recibida por la propia reina regente, que atiende con delicadeza a su padre enfermo. Esta vulnerabilidad es suficiente para hacer desaparecer la desconfianza entre ellas. Míriel se aclara: cuando fue elegida para reemplazar a su padre en el trono debido a su lealtad a los elfos, él la llevó a la cámara de la torre. Ella le muestra a la elfa lo que está oculto: el orbe de mármol oscuro de un palantir, una de las siete piedras para ver, que le dio a Míriel un terrible presagio.

Galadriel coloca su mano sobre el artilugio mágico. Se encuentra dentro de la visión de Míriel, pero ahora es la elfa quien es arrastrada por el agua. “Es el futuro de Númenor”, explica Míriel, y la llegada de Galadriel fue lo que lo inició todo. Galadriel argumenta que evitar la guerra puede ser lo que ahogue a Númenor. “Sé lo que es ser la única, la única  que ve, la única que sabe”, suplica Galadriel con delicadeza. “Tal vez ninguna de nosotras tenga que soportar esa carga sola por más tiempo. Te lo ruego, Míriel, no elijas el camino del miedo, sino el de la fe”. Pero Míriel no puede.

Los Anillos de Poder 1x4
Los Anillos de Poder 1x4

En las Tierras del Sur, Theo intenta escapar de su pueblo destruido. Pero un orco lo atrapa y Theo queda salpicado de sangre que no es suya: Arondir ha llegado y ha atravesado al orco. Corren a través del amanecer gris del bosque y, mientras las flechas cortan el aire, llega Bronwyn en busca de su hijo. Arondir mantiene a raya a la legión de orcos hasta que llegan a un claro, bañado con la luz del amanecer, donde los orcos no pueden seguir.

De vuelta en las minas, Disa está resonando, su poderosa voz resuena en las paredes en “una súplica a las rocas para que liberen los cuerpos de los mineros que todavía tienen aliento”. Su canción funcionó: Durin llega con la noticia de que los cuatro están vivos y libres. Pero el padre de Durin cerró el proyecto y quiere que se selle la vena de mithril, lo que enfurece a Durin. El propio padre de Elrond fue “elevado más allá de los límites de este mundo, para llevar por siempre la estrella vespertina a través del cielo”. Un gran honor, y un gran peso sobre el hijo dejado atrás para lidiar con su legado y su ausencia.

Inspirado por las palabras de Elrond, Durin le pide perdón a su padre (Peter Mullan) por su orgullo y terquedad. El rey, contemplando su reino de piedra y mineral iluminado por lámparas, no lo oirá: “Por siempre estaré contigo, hijo mío. Incluso en la ira. A veces en la ira sobre todo. No hay nada que perdonar”. Los enanos se quedan modelando relaciones familiares saludables. Están de acuerdo en que Durin viajará con Elrond a Lindon: hay algo más en este viaje de lo que el elfo les ha dicho.

En la torre, Arondir entrega el mensaje de Adar a Bronwyn: la gente puede vivir si abandonan sus derechos sobre las tierras y le juran lealtad a Adar. Mientras contemplan a los refugiados, Theo se sienta en las sombras, pronto es acechado por Waldreg (Geoff Morrell) quien se revela como un seguidor de Sauron que sabe que Theo tiene la empuñadura. Él dice que la lluvia de estrellas fue una señal de que el tiempo de Sauron está cerca. Theo necesitará su fuerza para “lo que viene”.

En Númenor, Galadriel aborda el barco que espera para llevársela, la segunda vez que se hace a la mar sin desearlo. Mientras Míriel y Pharazôn caminan por las calles, comienza a caer una ráfaga de pétalos blancos. Pero esto no es una visión: el árbol está derramando sus pétalos en verdad, cubriendo el reino con las lágrimas de los Valar. 

Míriel entiende su significado. “Hay una hora fatídica en los destinos de los hombres”, le dice al reino reunido. “Una hora de juicio en la que cada uno de nosotros, cada uno, debe decidir quiénes seremos”. Ella escoltará a Galadriel de regreso a la Tierra Media para ayudar a las Tierras del Sur en su lucha. Los hijos e hijas de Númenor, esas encarnaciones vivientes del futuro, pueden ofrecerse como voluntarios para unirse a ellos. Una nueva gran ola atraviesa el palacio, no de agua, sino de manos valientes que se elevan en el aire. 

Los episodios anteriores terminaron con hombres misteriosos e intenciones desconocidas. Pero aquí, en el ecuador de la temporada, lo último que ve la audiencia son las miradas de acero de Galadriel y Míriel, mujeres que saben exactamente quiénes son y qué deben hacer.

Los Anillos de Poder estrena nuevos episodios semanalmente todos los viernes en Prime Video.

Los Anillos de Poder: La empuñadura de la espada negra
La empuñadura de la espada negra de Theo se ha convertido en un gran misterio en Los Anillos de Poder,...
Los Anillos de Poder: El Extraño y su conexión con Sauron
En el episodio 5 de Los Anillos de Poder: El Extraño desarrolla un brazo negro después de usar magia....
Los Anillos de Poder: Míriel y la Corona de Númenor
El drama en torno al gobierno de Míriel se explora en Los Anillos de Poder, pero tiene mucho que ver...