Zack Snyder Justice League

Zack Snyder Justice League
Zack Snyder Justice League

EL ENEMIGO INTERNO

Si bien en la industria del cine se ha permitido la salida de cortes del director, el caso de la Zack Snyder Justice League es diferente a todos, porque la historia de esta película es tan interesante como en su camino a ver la luz.

POR ALEJANDRO MARTÍNEZ

Si bien en la historia del cine se ha permitido la salida de cortes del director, el caso de la Zack Snyder Justice League es completamente diferente a todos, porque la historia de esta película es tan interesante dentro de lo que cuenta como en su camino a ver la luz.

En 2008, el mismo año que se estrenaba la segunda parte de la trilogía de Batman de Christopher Nolan, la Casa de las Ideas comenzó a forjar su universo cinematográfico con Iron-Man, que sería la piedra angular de su universo. Cuatro años después, en 2012, el Universo Cinematográfico de Marvel (UCM) se consolidaba con The Avengers, Nolan terminaba su trilogía y se confiaba a Zack Snyder (que ya había realizado Watchmen en 2009) la tarea de comenzar el Universo de DC, que comenzaría al año siguiente con Man of Steel, presentando un Superman completamente renovado para los tiempos actuales.

Snyder desarrolló un plan: 5 películas centrales con varias que harían de satélite para profundizar la historia. El segundo paso era Batman v Superman: Dawn of Justice, estrenada en 2016. Las críticas fueron negativas y la opinión de los fans estuvo polarizada: un golpe al ego de Warner Bros., aunque no tanto a sus bolsillos. Warner decidió que necesitaban una dirección diferente y comenzó a controlar a Snyder mediante dos ejecutivos que lo vigilaban cada día durante el rodaje (Geoff Johns, y Jon Berg) para que cumpliera con las notas que el estudio pasaba.

Warner pretendía imitar lo que consideraba que era el tono de la distinguida competencia: las historias tenían que ser más ligeras, humorísticas y optimistas. Estaban desesperados por traer un producto que tuviera el éxito que lograba Marvel, aunque el éxito del UCM no tenía que ver sólo con esos factores.

LA DESGRACIA LLEGÓ A LA FAMILIA Snyder cuando Autumn, su hija, se suicidó mientras se filmaba Justice League. Zack completó el rodaje, pero luego decidió alejarse de la producción. El estudio dio el golpe definitivo: llamó a otro director (Joss Whedon, que había dirigido The Avengers en 2012 y Avengers: Age of Ultron en 2015) para hacer los reshoots necesarios para lograr ajustar lo que Snyder había dejado a algo que las cabezas de la empresa consideraban “más apropiado”.

De esta manera, JL llegó a los cines en noviembre de 2017: una versión que parecía un monstruo hecho de recortes y regrabaciones, con efectos mal terminados, y una historia completamente indigna para los icónicos personajes que aparecían en pantalla. Se convirtió en el fracaso comercial más importante del estudio.

Esto llevó a una manifestación de fans, quienes presionaron en las redes sociales con el hashtag #ReleaseTheSnyderCut, y que poco a poco fue sumando más y más adeptos a su causa. Después de un tiempo, el estudio comenzó a sentir el eco de las protestas, y finalmente se decidió dar a Snyder la posibilidad de poder lanzar su corte en la plataforma HBO Max. En las negociaciones, el director logró hacerse del control creativo de la película casi por completo.

El 18 de marzo de 2021 se estrenaba en todo el mundo la denominada Zack Snyder’s Justice League (Liga de la Justicia de Zack Snyder), -nombre debatido, ya que Snyder no es dueño de la IP de cada personaje, así como tampoco del grupo- la historia que tendríamos que haber visto en 2017 y la que fue, en comparación con la versión de Whedon, todo un éxito de críticas y muy bien recibida por su público, pese a sus 4 horas de duración.

La historia de la película enlaza directamente con su antecesora, en medio de la muerte de Superman a manos de la criatura que Lex Luthor (Jesse Eisenberg) había creado utilizando el cuerpo del General Zod (Michael Shannon). El grito de la muerte del campeón de la Tierra despierta a las tres Mother Box, instrumentos souvenirs y trofeos de guerra de una antigua invasión fallida de parte de un conquistador alienígena, hoy conocido como Darkseid (Ray Porter). 

Esto atrae a Steppenwolf (Ciarán Hinds), un ex general de las tropas invasoras que busca redención conquistando mundos. Bruce Wayne / Batman (Ben Affleck) se reunirá con Diana Prince / Wonder Woman (Gal Gadot) para crear una coalición de héroes y así resistir esta nueva incursión sobre el planeta.

Los meta-humanos que considerarán para unirse a las filas son el protector de los océanos Arthur Curry / Aquaman (Jason Momoa), un muchacho con una enorme inteligencia y además, una gran velocidad llamado Barry Allen / The Flash (Ezra Miller) y a un ex jugador de football con una fuerte relación con las Mother Box llamado Victor Stone / Cyborg (Ray Fisher).

A grandes rasgos, si leemos la sinopsis, la versión de Snyder no resulta muy diferente de la de 2017. Con Whedon la historia carecía de cohesión y la invasión original estuvo a cargo de Steppenwolf. Sin embargo, el cambio de tono y de desarrollo es muy marcado. El humor, pese a estar presente en ambas, también es diferente: en ZSJL es gracioso, y con excepción de la elección de las cofias de Barry, no se siente forzado.

La ZSJL nos propone un paso más en la historia comenzada en Man of Steel y continuada en Batman v Superman: Dawn of Justice. Ahora, con un encapotado mucho más concentrado en la protección del mundo, es el estratega definitivo. Y una princesa amazona tan violenta como la vimos en B v S, pero que es también la voz de la razón. Entre los dos pueden unificar a este grupo de héroes.

Después de conocer a Bruce Wayne / Batman y a Diana Prince / Wonder Woman, la película se va a tomar más tiempo en seguir a los personajes que son presentados en esta ocasión. De esta manera, y en orden de importancia, el desarrollo más grande lo tiene Victor Stone / Cyborg, de quien conoceremos sus miedos, motivaciones, y su conexión con los invasores mediante la tecnología que su padre le otorgó mediante la Mother Box. 

La de Victor Stone es una historia dramática, trágica, arraigada en su seno familiar: Silas (Joe Morton), su padre, le produce la sensación de soledad que carga desde la muerte de su madre, y eso lo lleva a tener dificultades incluso para unirse al grupo de héroes.

Barry Allen, por otro lado, es un muchacho que puede moverse muy velozmente, y hasta es capaz de retroceder en el tiempo, algo que aprende a dominar a lo largo de la película. Barry tiene a su padre en la cárcel por el asesinato de su madre, pero acusado falsamente, y su objetivo es conseguir entrar en la policía para resolver su propio caso familiar. Sin embargo, él es consciente de su soledad y es por esto que no tiene dudas para unirse al equipo.

El personaje con menor desarrollo es Aquaman, quien termina siendo más una figura soporte, pero con la importancia narrativa de que una de las cajas madre se encontraba en Atlantis. De él no sabremos demasiado, excepto por los personajes que le reclaman el camino que se supone que debería tomar: por un lado Mera (Amber Heard), quien fue criada por la misma madre de Arthur, la reina Atlanna, y por otro Vulko (Willen Dafoe) que le reclama a Arthur que honre su linaje. 

Zack Snyder: El Enemigo Interno

En ZSJL, la fotografía es impresionante, la música transmite la épica de la historia y el guion hace funcionar todos los elementos. 

Zack Snyder: El Enemigo Interno

A través de ellos entenderemos un poco el semblante de este autodenominado Protector de los Océanos, y algo de la situación de Atlantis, gobernada por Orm, su medio hermano, que no es un dirigente con el que muchos estén contentos.

Otro personaje que recibe una gran mejora es el mismísimo villano Steppenwolf, el cual no sólo tiene un diseño completamente diferente respecto de su contraparte en la versión de 2017, si no que posee una motivación aún más definida y un rol claro al momento de dominar el mundo. Ahora el exiliado de Apokolips busca volver junto a su señor Darkseid y consigue conquistar la Tierra donde, casualmente, se encuentra la Ecuación de la Anti-Vida, algo que su amo y señor anhela desde tiempos inmemoriales.

Pese a todo, la película dista de ser perfecta. Hay algunas cosas que quedan sin resolver, o son dudosas en su ejecución. Por ejemplo, si el joven Darkseid (Uxas entonces) descubrió la Ecuación de la Anti-Vida en La Tierra, y perdió la batalla dejando aquí las Mother Box (que parecen ser únicas en su tipo) ¿cómo es que nadie unió el hecho de que Steppenwolf sea llamado por estos objetos y no darse cuenta de que allí se encontraba la ecuación?

Por otro lado, Snyder no tiene necesidad de explicar cómo es que Barry Allen obtuvo sus habilidades, aunque su origen difiera de su homónimo en las páginas de DC. Por otro lado, presenta de manera convincente la habilidad de The Flash regresar en el tiempo. Sin embargo, en el segundo momento all is lost, para evitar la onda expansiva de la explosión de las Mother Box, Barry entra en fase y se vuelve intangible, algo que realmente nunca se estableció en la película. De esta manera, convenientemente, da pie al momento más épico de la cinta al regresar el tiempo y salvar el día.

LA FOTOGRAFÍA DE FABIAN WAGNER es impresionante, la música de Thomas Holkenborg realmente transmite la épica de la historia que se está narrando y el guión hace funcionar prácticamente todos los elementos con los que juega.

Un aspecto técnico del que se debe hacer mención es la elección de la relación de aspecto de la cinta: 1.33:1, mejor conocida como 4:3 y vulgarmente llamada “pantalla cuadrada” (que no es exactamente un cuadrado perfecto), que es como se rodó originalmente. Por lo general, muchas películas se filman así, y luego se recorta cada toma para adaptarla al 16:9, el famoso Wide Screen (pantalla ancha). Sin embargo, Snyder insistió en mantener este formato, el cual es el original de IMAX. Si bien en un momento puede incomodar al espectador desacostumbrado, termina beneficiando la experiencia al focalizar la vista del público de forma que más elementos se centran en el campo visual inmediato.

La duración extendida de la cinta también ha sido motivo de discusión hasta su lanzamiento. Sin embargo, su director decidió dividir la misma en un prólogo, seis capítulos y un epílogo. Esta división genera en el espectador una sensación de reposo que al momento de iniciar la nueva sección sugiere una renovación de la energía y permite seguir viendo. Y en caso de no disponer del tiempo para verla completa, se puede pausar al final de una de estas divisiones, y continuarla más tarde.

Zack Snyder’s Justice League, en su concepción original, podría haber ubicado en 2017 a DC en directa competencia con Marvel: no al nivel de recaudación, pero sí con la inlusión de un villano en DC de la talla de Thanos, quien se presentaría definitivamente como el más grande antogonista de Marvel en Avengers: Infinity War (2018). Darkseid es introducido de una manera contundente en ZSJL.

Cuando Jack Kirby se fue de Marvel Cómics en los años 70’s, lo primero que creó en DC fue su saga Fourth World (Cuarto Mundo), en la que creó e introdujo a Darkseid, su contraparte High Father y lo mundos de Apokolips y New Genesis. En la Casa de las Ideas, Stan Lee ordenó a Jim Starlin la creación de un personaje que pudiera rivalizar con Darkseid y así nació el Titán Loco, uno de los villanos más aplaudidos y respetados del UCM.

Las malas decisiones y el apuro de Warner por acercarse al éxito de Marvel Studios, los llevaron a alejarse de su objetivo, entendiendo mal la clave del éxito de la competencia. No se trata sobre tonos ligeros y un humor para toda la familia. Se trata de organización y planificación a largo plazo. Algo que Zack Snyder había traído a DC, pero que le fue negado en su momento. Ahora, todos podemos verlo.

NOTAS RELACIONADAS