CINE

La historia de Justice League

La Historia de Justice League
La Historia de Justice League

LA VENGANZA DE ZACK SNYDER

Resistido por los estudios y exaltado por los fans, el director subvirtió todas las definiciones del género para dar una mirada oscura y trágica sobre los superhéroes. Esta es la historia de Justice League. Crónica del último existencialista moderno.

POR YANIL COLIVA

Justice League: La Venganza de Zack Snyderl curso del Universo Extendido de DC no estaba trazado cuando Zack Snyder fue contratado para dirigir Man of Steel (2013). Aún hoy, no parece que Warner tenga un plan desarrollado con coherencia para el futuro de sus franquicias de superhéroes, pero esa versión del Último Hijo de Krypton terminó sirviendo como punto de apoyo para la totalidad del DCEU. 

Snyder regresó para Batman v Superman: Dawn of Justice (2016), en la que dejó pistas para la continuidad de las próximas entregas. Además filmó el cameo de Flash para Suicide Squad (2016) y produjo este film de David Ayer. Tuvo créditos por la historia y producción de Wonder Woman (2017) y también se dirigió Justice League (2017 / 2021), al menos en un inicio.

Si bien estas películas, excepto Wonder Woman, no fueron recibidas de manera efusiva por el público, el trabajo de Snyder para hacer despegar el DCEU es innegable, y con las primeras cuatro entradas de la franquicia que generaron más de $3 mil millones en ingresos para el estudio, es difícil afirmar que su visión haya sido un fracaso. ¿Divisiva? Seguro. ¿Polarizadora? Claro que sí. Pero, no obstante, exitosa. 

Como Warner no se sentía cómodo con la visión de Snyder, contrató a Joss Whedon para supervisar las filmaciones de Justice League. Whedon venía de dirigir The Avengers (2012) que fue un éxito de taquilla y puro rock para los fans, y luego Avengers: Age of Ultron, que tuvo una gran recaudación pero muchas fallas. Whedon venía de Marvel. El Marvel Cinematic Universe es sinónimo de dinero y éxito. Warner quería convertirse en Marvel. Snyder no entraba en esta ecuación.

LA FAMILIA DE SNYDER SE VIO sacudida por la terrible noticia de la muerte de su hija durante la post producción de Justice League. Debido a la naturaleza de las noticias que rodeaban al DCEU, la negatividad con que tiende a juzgarse las contribuciones de Snyder y el hecho de que fue reemplazado por Joss Whedon, se ha planteado la pregunta de si Warner uso la tragedia de Snyder para alejarlo del universo que ayudó a concebir y acercarse a línea de los trabajos que producía Marvel. Los repetidos rumores sobre el verdadero alcance de las nuevas escenas filmadas solo atrajeron escándalo. Además, Whedon contrató a Danny Elfman para reemplazar a Junkie XL, el compositor que Snyder había elegido para el proyecto, lo que parecía ratificar todas las sospechas. 

El hecho de que un estudio hubiera perdido la fe en la capacidad de Snyder para hacer Justice League parecía mundano y sin sentido después de la muerte de su hija Autumn. Los Snyder intentaron continuar la película durante dos meses, y encontraron consuelo al terminarla, pero para entonces la situación con Warner Bros. se había derrumbado. La historia oficial era que los Snyder abandonaban el proyecto debido a la tragedia de su familia, y que Zack había elegido a Whedon para completar la película como había planeado. Solo la mitad de eso era cierto.

A fines de 2017, tiempo después de que Snyder rompiera sus lazos con Warner y, en medio de una lucha cada vez más desmoralizante abandonara Justice League, Deborah Snyder, su esposa y colaboradora, se sentó en una sala de proyección junto a Christopher Nolan. Ambos salieron de la sala pensando que Zack jamás podría ver lo que hicieron con su película porque le rompería el corazón.

El 17 de noviembre de 2017 fue el día del estreno del híbrido de Whedon. La crítica la despedazó, los fanáticos nos sentimos desconcertados y quienes la crearon casi la repudiaban por lo bajo.

En público, todos los involucrados en la producción practicaron sus mejores sonrisas con la esperanza de no hacer más daño al proyecto, aunque no ayudó mucho. Justice League ganó $657 millones de dólares a nivel mundial, lo que parece mucho dinero hasta que se considera el presupuesto de casi $300 millones, más un gasto aproximado de $100 a $150 millones en marketing. Teniendo en cuenta la comisión que los cines obtienen de la taquilla, una recaudación de $657 millones es una clara pérdida. Seis meses después, las ganancias de Warner quedaron eclipsadas por Avengers: Infinity War, cuya recaudación superó los $2 mil millones. Marvel Studios había vuelto a brillar dónde Warner no.

EN 2010, CUANDO COMENZÓ A trabajar en DC, la opinión de la crítica sobre el director estaba polarizada. Había emergido de esa zona audiovisual conflictiva que son los videos musicales y comerciales. Su primera película fue la remake de Dawn of the Dead (2004), a la que siguió la historia de resistencia espartana de 300, que se convirtió en un gigante de taquilla en 2007. Luego Snyder eligió Watchmen, la novela gráfica icónica de Alan Moore, que desprecia los tropos clásicos de la narración de superhéroes y explora la naturaleza corrupta del poder. Su adaptación de 2009 cambió las expectativas de los cómics justo cuando Hollywood estaba construyendo nuevas franquicias cómicas. Los fracasos llegaron también: Legend of the Guardians (2010), una animación en CGI, y la surrealista y asquerosa Sucker Punch (2011). Aún así fue elegido para hacerse cargo de la mayor leyenda de los cómics: Superman.

Cuando debutó en 2013, Man of Steel estableció a Henry Cavill como el niño dorado de Hollywood, tal como lo había hecho 300 con Gerard Butler. El giro de Snyder fue presentar a un Clark Kent en conflicto en lugar del alegre alter ego interpretado por Christopher Reeve. 

El Superman de Snyder estaba dispuesto a matar por lo que pensaba que era correcto, lo que muchos fanáticos del personaje consideraban censurable y, aunque salvó al mundo, nunca sintió que perteneciera a ese lugar. El estudio esperaba más de los 668 millones de dólares que ganó en taquilla, pero fueron suficientes para que Snyder tuviera otra oportunidad, esta vez trayendo a Ben Affleck como Bruce Wayne en Batman v Superman: Dawn of the Justice. El subtítulo fue un regalo. Este sería un prólogo de la JL, un crossover entre superhéroes que algunos espectadores habíamos querido desde siempre.

La Historia de Justice League

El estudio le dio a Snyder el poder de ir a cualquier lugar que eligiera con sus personajes más valiosos, y él siempre iba al lugar opuesto de lo que ellos querían. 

La Historia de Justice League

"ES DIFÍCIL ENCONTRAR UNA PELÍCULA QUE SE SIENTA FIEL A SÍ MISMA. SIENTES LA MANO DE HOLLYWOOD, LA REALIZACIÓN DE PELÍCULAS POR COMITÉ, EN TODO"

Zack Snyder

Snyder no solo estaba haciendo blockbusters de gran presupuesto: se había convertido en el arquitecto de las franquicias cinematográficas de DC. Sus elecciones de reparto aún nos siguen alegrando: eligió a Gal Gadot para interpretar a Wonder Woman en B v S y produjo el film de Patty Jenkins sobre la princesa amazona. Con Aquaman, Snyder decidió renunciar al cabello rubio y los ojos azules del héroe del cómic a favor de los mechones largos y oscuros y la mirada gris de Jason Momoa, quien había ido a audicionar para el papel de Bruce Wayne. “Es un isleño del Pacífico, hay una conexión con el mar, ¿y si es Aquaman?” recuerda haber pensado. “Todos decían ‘estás loco’”. Y el Aquaman de Momoa es rock.  

Al igual que con Man of Steel, Snyder continuó desafiando las expectativas y las normas, lo que a veces llevó al rechazo tanto del estudio como el de los fanáticos más fundamentalistas. Esto se convirtió en una línea de acción: el estudio le dio a Snyder el poder de ir a cualquier lugar que eligiera con sus personajes más valiosos, y él siempre iba al lugar opuesto de lo ellos querían. Aún así, todas las producciones recientes de DC han utilizado el universo creado por Snyder como base, incluso Suicide Squad y Birds of Prey, que tienen lugar en su versión de Gotham City.

Las duras críticas sobre B v S demolieron la confianza de Warner en Snyder. Incluso los partidarios del director, como el jefe de producción Greg Silverman, estaban preocupados. “Cuando salió la película y obtuvimos una reacción negativa de los fanáticos, fue desalentador para todos nosotros. Zack había hecho cosas como 300, que agradaron mucho al público. Y ese era nuestro trabajo: complacer a la multitud. Y aquí hicimos una película juntos y a la audiencia no le gustó“.

MARVEL STUDIOS, CUYO ÉXITO ejerció tanta presión sobre el equipo de DC, dio con una fórmula que refleja sus raíces en los cómics: contar historias sobre personas comunes y corrientes que luchan contra poderes fenomenales repentinos. El trabajo de Snyder en DC construyó a sus superhéroes desde la dirección opuesta, representando dioses e inmortales que se sienten cómodos ejerciendo fuerzas cósmicas pero se esfuerzan por ser humanos y conectarse con el mundo ordinario. El director visualizó este concepto como operístico, trágico y quizás un tipo de narración de cómics más desafiante, pero Warner temía que volviera a sus héroes sombríos y convirtiera sus habilidades en una maldición.

Diane Nelson, la presidenta de DC Entertainment en ese momento, dijo que apreciaba que Snyder estuviera más interesado en deconstruir lo familiar que simplemente recapitularlo. “Zack es un narrador visual magistral que profundiza en los personajes individuales”, dice ella. “Para algunas personas, eso es asombroso, y para otras personas se convierte en un problema porque tienen opiniones estáticas sobre quiénes son y quiénes no son estos personajes”. 

En 2016, cuando se puso en marcha el rodaje de Justice League, se filtraron rumores de que Snyder había sido despedido como director. Eso no sucedió, pero el entonces presidente de Warner, Kevin Tsujihara, habló con el jefe creativo de DC Entertainment, Geoff Johns, y con el jefe de coproducción de Warner, Jon Berg. La orden era clara: al menos uno de ellos tenía que estar en el set todos los días.
Berg recuerda ese deber con pesar: “Fue complicado y no es una posición que me haya encantado, para ser honesto”. 

“Traté de ser franco sobre lo que pensaba de manera creativa. Mi trabajo consistía en tratar de mediar entre un creador cuya visión es oscura y un estudio que percibía, con razón o sin ella, que los fans querían algo más ligero. Fui respetuoso con el director y no perseguí las cosas que me venían desde el lado corporativo que pensé que no estaban en línea con lo que haría la mejor película“.

Snyder sabía por qué Johns y Berg estaban en el set actuando como niñeras. Muchos cineastas se habrían molestado por la intrusión, pero él fue cortés: “No me molestó demasiado porque no eran tan amenazantes. Simplemente sentí las ideas que tenían, dónde estaban tratando de inyectar humor y cosas así, no era nada demasiado escandaloso “.

Pero Warner quiso agregar un romance entre Bruce Wayne (Ben Affleck) y Lois Lane (Amy Adams), quien estaba de luto por la muerte de Superman. La intención era que Bruce se enamorara de Lois y luego se diera cuenta de que la única forma de salvar al mundo era devolverle la vida a Superman. Batman entró en conflicto, porque sabía que Lois todavía estaba enamorada de Superman. Bruce le dice a Alfred: ‘Nunca tuve una vida fuera de la cueva. Nunca imaginé un mundo para mí más allá de eso. Pero esta mujer me hace pensar que si puedo unir a este grupo de dioses, entonces mi trabajo está hecho. Puedo renunciar.’ Y, por supuesto, ese no es Batman.

LA DESVENTAJA DE HACER producciones épicas está referida a las expectativas financieras de los estudios. Con JL, Warner quería superar los mil millones de dólares en la taquilla mundial, algo que Snyder nunca había alcanzado. En enero de 2017, el director mostró su primer corte a Tsujihara. Fue rechazado.

Entre los problemas estaba la duración. “Hubo una orden de Tsujihara de que la película durara dos horas”, dice Snyder. Esa orden tuvo un impacto paradójico, porque significó eliminar gran parte del corazón y el humor que el estudio quería.
Snyder también vio un problema estructural mayor con la orden de “hacerla más corta”: “¿Cómo se supone que voy a presentar seis personajes y un extraterrestre con potencial para dominar el mundo en dos horas?” Quiero decir, puedo hacerlo, se puede hacer. Está claro que fue hecho “, dice, refiriéndose a la versión de Whedon. “Pero yo no la vi”.

Las noticias de que el propio Snyder pidió ayuda a Whedon eran falsas. Johns, uno de los encargados de vigilar las grabaciones para el estudio, había estado planeando una película de Batgirl con Whedon y lo reclutó para reescribir JL. Una vez más, Snyder se mostró amable e incluso esperanzado: “Pensé que tal vez podría escribir algunas escenas interesantes. Pensé que sería divertido “.

Pronto quedó claro que Warner le estaba dando a Whedon cada vez más poder. No solo aconsejaría durante el rodaje, sino que también se convertiría en el nuevo director. Snyder dice que solo tuvo una conversación con Whedon sobre las notas del estudio. 

Recuperándose por la muerte de Autumn, y encontrando angustia en su trabajo en lugar de alivio, Zack y Deborah renunciaron. Uno por uno, el director llamó a los miembros de su elenco y equipo para avisarles la noticia. 

Whedon reescribió y volvió a grabar alrededor de las tres cuartas partes de JL. Cuando los fanáticos le preguntaban sobre los detalles de la producción que lleva su nombre, Snyder no tenía idea de qué estaban hablando. Lo peor para Warner fue Whedon no salvó la película. “Cuando pudimos ver lo que Joss hizo fue impactante”, dice un ejecutivo del estudio. “El ladrón en la terraza, tan tonto y horrible. La familia rusa, tan inútil y sin sentido. Todos lo sabían. Fue tan incómodo porque nadie quería admitir la mierda que era “.

Ray Fisher, quien interpretaba a Cyborg, denunció que Whedon fue abusivo en el set y que los ejecutivos de Warner “permitieron“ sus acciones. Gal Gadot le dijo a Los Angeles Times que también tuvo una experiencia negativa con Whedon que informó a los altos mandos. Después de concluir su investigación, Warner anunció que se habían tomado “medidas correctivas”, aunque el estudio no ofreció detalles. Días antes de ese anuncio, HBO, una división de WarnerMedia, separó a Whedon de la serie de ciencia ficción The Nevers. Fisher continúa en conflicto con el estudio, ha expresado su consternación por el resultado de la investigación y sigue reclamando justicia.

La Historia de Justice League

Los films de Snyder tratan sobre el poder y lo que significa ejercerlo. Quizás era inevitable que no sólo se uniera al movimiento #RTSC, sino que lo terminara liderando. 

“UNA VEZ ESCUCHÉ QUE EL GLIFO DE SUPERMAN ES EL SEGUNDO SÍMBOLO MÁS RECONOCIBLE DESPUÉS DELA CRUZ”.

Zack Snyder

A RAÍZ DE LA VERSIÓN BASURA DE Whedon, los fans de DC y del director iniciaron una protesta en las redes sociales con un pedido claro: #ReleaseTheSnyderCut. Snyder poco a poco empezó a animar el movimiento, pero no era lo primero en lo que pensaba: “Desde el momento en que nos fuimos no fue un gran año, pero hicimos muchas cosas con la familia. Fue muy importante. Fue un año importante “.

Ese año juntos se convirtieron en dos. Después de llorar a Autumn y comenzar a sanar con su familia, Snyder comenzó a trabajar en Army of the Dead, una historia divertida y oscura sobre un equipo de mercenarios de élite que entra en una Las Vegas invadida por zombis para recuperar una fortuna escondida antes de que la zona sea destruida. AOTD inicia el zombieverse de Snyder en Netflix. Scott Stuber, director de películas originales de la plataforma, dijo que “esta fue una oportunidad para construir un mundo con un cineasta que estaba hambriento de regresar a la silla de director”. 

Las cintas de Snyder tienden a tratar sobre el poder y lo que significa ejercerlo. Quizá era inevitable que no solo se uniera al movimiento #ReleaseTheSnyderCut, sino que lo terminará liderando.

Cuando Snyder dejó Warner, tomó su computadora, que estaba adornada con un calco de la Liga de la Justicia. En el disco duro estaba su versión original, de casi cuatro horas, desprovista de efectos visuales, música y todos los ajustes que hacen de un producto una película acabada. También estaba en blanco y negro. Para él, era un recuerdo. Pensó: “Se la mostraremos a personas al azar, como nuestros amigos o lo que sea”.

En lugar de desvanecerse, la demanda por la publicación del Snyder Cut ganó impulso a lo largo de los años. Grupos de fans pagaban para que aviones con la leyenda “Release the Snyder Cut” volaran alrededor del estudio de Warner durante el evento Comic-Con en San Diego. 

Noviembre de 2019 trajo un impulso nuevo al movimiento, que Snyder promovió. Gal Gadot y Ben Affleck ahora también estaban pidiendo que se liberara su corte. Unos días después, Toby Emmerich, presidente de Warner Bros. Picture Group, llamó a Snyder con una oferta: intentémoslo de nuevo. “Mucha gente de la empresa, incluido yo mismo, siempre se sintió mal porque Zack no pudiera terminar su visión de esta película debido a las circunstancias”, dijo Emmerich. “Entonces, si había una manera de hacerlo posible desde el punto de vista logístico y financiero, y si Zack estaba dispuesto a hacerlo, parecía una victoria para todos”.

Inicialmente, Warner solo quería publicar lo rodado en bruto. El director no aceptó. No confiaba en las intenciones del estudio. Warner se quitaría la presión de los fans en internet, se sentirían reivindicados por haber oído a su audiencia, que obtendría una versión de mierda de su visión de JL para poder decir ‘ven, no era tan buena o mejor que la Josstice League’. Snyder sólo accedió cuando obtuvo lo que quiso. Terminar ZSJL costó alrededor de $70 millones. HBO Max tuvo cuatro horas de una cinta muy esperada y Zack, una historia de regreso épico a Hollywood. No quiso recibir pago y de esa forma pudo mantener el poder de negociación.

Finalmente pudo reconstruir la historia que siempre había imaginado y eso es lo que más lo reconfortaba: fue tan profundo y oscuro como quiso, pudo no preocuparse con la línea de tiempo oficial de DC para los personajes y dejó que esta versión alternativa de la historia de la Liga de la Justicia termine dónde y cómo pretendía. Nos dio a Superman con su traje negro en lugar del icónico azul y rojo. Sumó escenas con el Joker de Leto dando un discurso que se siente como si fueran sus palabras dirigidas al estudio. Hizo un cameo de Martian Manhunter que dejó hipnotizados a sus fans incondicionales. Y presentó la película en formato 4: 3 para que algún día pueda verse en pantallas IMAX.

El director también incorporó algunos elementos personales: los créditos finales cierran con Hallelujah de Leonard Cohen, interpretada por Allison Crowe, una amiga que también la cantó en el funeral de Autumn. Era la canción favorita de su hija y ahora es una elegía. ZSJL está hecha de las cosas y las personas que Snyder ama. “Cuando piensas en la catarsis de esto, si yo fuera un alfarero, habría hecho algo de cerámica para buscar una forma de superarlo”, dice. “Pero soy un cineasta, así que obtienes esta película gigante”. 

No es raro que los directores pierdan el control creativo de las producciones de gran presupuesto, o que otros directores intervengan. Pero es muy extraño que un estudio regrese a un cineasta del que se deshizo y le devuelva el poder y la libertad que le había quitado, en especial cuando están involucrados algunos de los personajes más queridos y lucrativos de la historia de la cultura pop. El Snyder Cut se materializó el 18 de marzo. Para los seguidores del director, fue un final de Hollywood para una historia de Hollywood.

Zack Snyder: El Enemigo Interno
Si bien en la industria del cine se ha permitido la salida de cortes del director, el caso de la ZSJL...