Search
Close this search box.

Star Wars: Andor 1×4: Aldhani

Andor 1x4 recap
En Andor 1x4, Mon Mothma parece mostrar las tensiones políticas en Coruscant, mientras el capítulo explora las personalidades duales que se representan en pos de sobrevivir al tiempo que se lucha contra la opresión del Imperio.

¿Qué paso en Andor 1×4?

Tras el estreno de los primeros tres episodiosAndor se deshace en una dirección completamente nueva y bienvenida cuando la directora Susanna White y el guionista Tony Gilroy toman las riendas para explorar las vidas dobles llenas de tensión en Coruscant y los espíritus rebeldes en Aldhani.

Al final de Andor 1×3, Cassian (Diego Luna) y Luthen Rael (Stellan Skarsgård) se dirigían a puntos desconocidos en busca de algún lugar en el que las habilidades únicas de Cassian beneficiarían a la floreciente causa. En Andor 1×4, lo lleva a Aldhani, donde ha estado trabajando con un pequeño grupo de rebeldes para actuar contra una guarnición imperial local.

Para encajar en el grupo de rebeldes, Cassian se afeita la barba, suavizando su aspecto desgastado por la vida, y adopta una personalidad falsa como un mercenario al que Luthen ha vinculado a la causa. Elige el nombre de Clem, que era el nombre de su padre, como lo revela una breve mención en el episodio anterior. A través de la conversación de Cassian y Luthen, se profundiza en la historia de Cassian

Mientras relata que fue a la guerra cuando tenía dieciséis años y resalta que fue uno de los 50 sobrevivientes, Luthen lo interrumpe para revelar que sabe que no tuvo acción, que fue solo un cocinero que huyó tan pronto como llegó la batalla. Esta revelación es intrigante, considerando que Cassian afirma que nunca estuvo encerrado en Rogue One, y está lejos de ser un cobarde. Pero, ¿quién puede culpar a un adolescente por huir de una batalla manipulada por un régimen autoritario que enfrentó a una sociedad para matarse unos a otros?

Rogue One no está demasiado alejado de la conversación en Andor 1×4. Mientras Luthen intenta convencer a Cassian para que se una a su arriesgada misión en Aldhani, lo incita a aceptar con un costoso cristal kyber y le da un empujón para que dé todo de una vez cuando muera por la causa, en lugar de tallar pequeños pedazos de sí mismo a lo largo del camino. Es un presagio doloroso que prepara el escenario para un resultado que los fanáticos conocen. Cassian dará su vida por la causa, y la serie prepara a la audiencia para observar los eventos que conducen a que un hombre egoísta haga algo desinteresado.

Andor 1x4
Diego Luna se inicia como rebelde en Andor 1×4

Una vez que Cassian Andor, o más bien Clem, se queda con Vel Sartha (Faye Marsay), Luthen revela su propia doble vida a los espectadores mientras se aventura de regreso a Coruscant, donde vive como un prestigioso proveedor de antiguedades, bien vestido, en una galería finamente decorada. Hay un aspecto ceremonial en su apariencia; Luthen se despoja de sus capas rebeldes monótonas y ásperas y las reemplaza con colores ricos y vibrantes hechos de telas finas. 

Incluso usa una peluca y cambia por completo la forma en que se comporta. Es un vistazo fascinante a la duplicidad que se impone a los agentes que trabajan contra el régimen del Imperio. De la misma manera que Cassian puede pasar a través de las líneas enemigas porque nadie está buscando a alguien como él, Luthen ha encontrado una manera de mezclarse con las personas influyentes que pueden ayudarlo a derribar el Imperio. Incluida la senadora Mon Mothma (Genevieve O’Reilly) que llega a su galería en busca de un regalo especial para el Día de los Días de su esposo.

El matrimonio de Mon Mothma

En la superficie, la primera parte de su interacción parece completamente normal. Intercambian bromas y reflexionan sobre el regalo perfecto para su esposo mientras la asistente de Luthen, Kieya Marki (Elizabeth Dulau), distrae al chofer de la senadora para que no se inmiscuya en la conversación que tiene lugar fuera del alcance del oído. La galería no es solo una galería de antigüedades y rarezas, es una galería de intriga. Luthen está preocupado  por financiar sus ataques actuales contra el Imperio, y Mon Mothma está preocupada por los espías que el Imperio pone en cada lugar. Su conversación está hábilmente elaborada en torno a charlas en voz alta sobre artefactos y opciones para devolver regalos no deseados. 

Desafortunadamente, no es solo la volatilidad política por lo que Mon Mothma tiene que estar en guardia. Incluso en su casa, ella no está realmente segura o cómoda. Después de encontrar el regalo perfecto para su esposo, Perrin Fertha (Alastair Mackenzie), se entera de que él ha organizado una cena inesperada con sus adversarios y rivales políticos, y no tiene remordimientos cuando ella expresa su molestia. 

Su matrimonio, como la mayoría de los matrimonios en Star Wars, no parece agradable, y deja dudas sobre por qué se casaron y siguen casados cuando se odian el uno al otro. ¿Fue un matrimonio políticamente ventajoso? Con seguridad estas preguntas serán respondidas a medida que la serie se tome su tiempo para explorar cada uno de sus personajes centrales.

La pasión por la autoridad de Syril Karn

Por otra parte, Syril Karn (Kyle Soller) se enfrenta a las consecuencias de sus acciones. Después de la cacería humana desastrosa en Ferrix, Syril y sus oficiales al mando son llevados ante un superior y relevados de su deber. En lugar de mantener a Pre-Mor fuera del radar del Imperio manteniendo sus cabezas bajas, como su superior había querido que hiciera, Syril pintó un objetivo en sus espaldas y los llevó al tormento, la ruina y la muerte solo para sentirse importante y en control  de algo en su vida. Una vez relevado, se dirige a casa de su madre Bedy (Kathryn Hunter) que está a la vez emocionada y furiosa por su regreso a casa. 

El amor de Syril por los regímenes autoritarios y la voluntad ciega de seguirlos no son rasgos admirables, pero está claro que Andor quiere que su audiencia cuestione sus sentimientos hacia él. Tiene una madre, tiene un hogar, es más que su uniforme entallado y su hambre de proximidad al poder. Así como Luthen agrega capas para encajar y Cassian se afeita para mudar su piel, Syril tiene sus propios defectos y, en última instancia, todos buscan una manera de sobrevivir a lo inevitable.

Andor 1x4
Denise Gough como Dedra Meero en Andor 1×4

Pero Syril no es el único miembro demasiado ansioso del Imperio. Andor 1×4 presenta al público a Dedra Meero (Denise Gough), una oficial imperial que, si bien insiste en que no busca ascender en su carrera, busca ser vista como una fuerza real dentro de sus filas. Mientras investiga lo que sucedió en Ferrix, en un intento de promover su propia carrera, se encuentra con renuencia. Mientras que el Imperio condenó a Pre-Mor por su reacción exagerada a la inacción, dentro del mundo de Dedra en la Oficina de Seguridad Imperial hay otros que quieren suprimir información y mantener un perfil bajo mientras reparten las órdenes del Imperio. Dedra y Syril son dos caras de la misma moneda.

El golpe rebelde

En Aldhani, Cassian y Vel llegan al campamento sin muchos incidentes, pero la llegada del ahora mercenario Cassian es recibida en el grupo con molestia, desconfianza y amargura general. No es como si Vel tuviera muchas opciones para traerlo en esta instancia del plan, y mientras trata de fingir que su llegada fue idea suya, su frustración es evidente y palpable.

El equipo, que incluye a Karis Nemik (Alex Lawther), Arvel Skeen (Ebon Moss-Bachrach), Taramyn Barcona (Gershwyn Eustache Jnr) y Cinta Kaz (Varda Sethu), intenta convencer a Vel de que no traiga a alguien cuando gran parte de su misión se trata de precisión y planificación cuidadosa. Andor, sin embargo, está seguro de sus habilidades como mercenario y está a la altura de los desafíos que le presentan, incluido el entrenamiento en Aldhani, el que aprende lo más rápido posible para encajar durante la misión.

Aldhani es un lugar fascinante para ser transformado en una fortaleza imperial, pero Vel explica desde el principio que está cerca de la nada y en el centro de todo, lo que lo hace ideal para ser usado como centro de carga. A diferencia de otros programas que solo han analizado el impacto directo del Imperio en la gente común y sus mundos natales, Andor no ha rehuido mostrar cómo las personas sufren bajo regímenes totalitarios que eliminan la individualidad de los planetas a favor de ser explotados al igual que sus residentes. Al igual que Kenari, Aldhani ha sido alterada para siempre por la codicia del Imperio.

Andor 1×4 llega a su fin la víspera de su ataque, cuando Vel y su pequeño grupo de rebeldes se preparan para atacar a la guarnición cuando están débiles y distraídos. Pero no hay garantía de que esta estratagema tenga éxito, o si Cassian se enfrentará a la muerte de nuevos aliados la próxima semana.

Mirá el tráiler de Andor a continuación:

Suscribite al newsletter de Revista Hush y recibí el mejor análisis de la cultura pop en tu mail

REVIEW | Star Wars Bounty Hunters #23
Con los sindicatos del crimen inmersos en una guerra, nadie toma en serio al torpe cazarrecompensas Dengar en Star Wars: Bounty Hunters #23, de Sacks y...
REVIEW | Obi-Wan Kenobi #1
Star Wars Obi-Wan Kenobi #1 desvela un momento crucial del pasado del Maestro Jedi, manteniendo a los lectores cautivados con su narrativa estilo de memorias.
REVIEW | Star Wars: Darth Vader #23 de Marvel
Una historia de ritmo rápido con tonos sentimentales, Star Wars: Darth Vader #23 se vincula con la línea argumental de Crimson Reign mientras el Lord Sith...