Search
Close this search box.

El país de los simios: las mentiras detrás del desfinanciamiento del INCAA

INCAA Javier Milei
El desmantelamiento del INCAA impulsado por Javier Milei está unido a la ignorancia de la opinión pública sobre el verdadero funcionamiento del instituto.

El ministro de propaganda nazi, Joseph Goebbels, dijo famosamente: “Cada vez que escucho la palabra cultura saco el revolver”. 20 años después, Jean Luc-Godard ya había entendido que el fascismo se había asimilado al mercado: en El Desprecio (1963), el productor cinematográfico interpretado por Jack Palance parafrasea: “Cada vez que que escucho la palabra cultura saco la billetera”. En Argentina, 2024, lo que alguna vez fue parodia se convirtió en una forma cínica de la realidad. Bienvenidos al nuevo país de los simios.

La brutal política de ajuste del presidente Javier Milei sobre el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) tendrá consecuencias negativas no sólo en varios aspectos de la industria cinematográfica y audiovisual nacional, sino también en la economía del país.

Las medidas – amparadas en la ignorancia de la opinión pública sobre el financiamiento de INCAA y que en realidad buscan transferir fondos al sector privado (ver abajo) – afectarán a los festivales de cine nacionales, así como a la ayuda federal para el estreno de películas nacionales, los cines estatales y las escuelas de cine, entre otros. Además pone en peligro el importante mercado de cine y televisión de Buenos Aires, Ventana Sur, que se organiza en colaboración con el INCAA y el Marché du Film de Cannes.

Un comunicado emitido el 11 de marzo por el Ministerio de Capital Humano afirmó que el Ministerio de Cultura descubrió un déficit de 4 millones de dólares en el INCAA y, por lo tanto, ha decidido reducir drásticamente los gastos del instituto, “suspendiendo transferencias a las provincias, viajes internacionales, financiamiento para festivales, pago de horas extras, contratación de telefonía móvil, viáticos y otros gastos. Además, con el objetivo de reducir los 8 millones de dólares asignados a salarios del personal, no se renovará ningún contrato de arrendamiento de trabajo que expire el 31 de marzo del año en curso”.

La resolución 2024-16, publicada este lunes en el Boletín Oficial, marca un desenlace predecible para la industria audiovisual luego de que el Poder Ejecutivo designara al economista liberal Carlos Luis Pirovano como director del INCAA, con el objetivo de “racionalizar los recursos”. Esta medida se produce después de que el proyecto de la ley ómnibus de Milei – que habría eliminado el INCAA – , no fuera aprobado en el Congreso debido a la inoperancia del bloque de La Libertad Avanza, a las protestas masivas y a una petición firmada por los cineastas más destacados a nivel mundial.

INCAA JAVIER MILEI
El INCAA ante la crisis

La utopía del atraso: el futuro de la industria cinematográfica nacional

Hernán Findling, presidente de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Argentina, dijo que tuvieron una reunión con el recién nombrado director del INCAA, Carlos Pirovano. “La resolución es muy clara respecto a todos los recortes que se deben hacer en el Instituto, lo que al menos congelará la industria durante cuatro meses”.

“Con respecto a Ventana Sur, creemos firmemente desde la Academia que es un bastión argentino (junto con el Marché du Film) que debe ser defendido y preservado. Presentamos esto al Sr. Pirovano, quien nos escuchó, pero aclaró firmemente que NO hay dinero para Ventana Sur este año y mencionó la posibilidad de realizarlo en otro lugar”, agregó.

Bernardo Bergeret, codirector de Ventana Sur, dijo que el Marché du Film aún no había recibido un comunicado oficial del gobierno argentino. Sin embargo, señaló que el INCAA no tuvo un stand en la Berlinale ni lo tendrá en el próximo mercado de Cannes.

“En este momento, desde la Academia estamos evaluando propuestas alternativas (Pirovano dijo que escucharía propuestas siempre que no impliquen poner dinero del INCAA) para que Ventana Sur continúe desarrollándose en Argentina”, dijo Findling, productor y director cuyos créditos incluyen Realidad Virtual y el drama No Corre el Viento.

Según Findling, Pirovano – quien ha sido criticado por su falta de experiencia en el sector cinematográfico – , también dijo que entendía la importancia del Festival de Mar del Plata – el único festival de Clase A de América Latina – , pero tendría que ser financiado a través de fondos privados de aquí en adelante.

El cine argetino se une contra las medidas del gobierno

Según la cineasta Celina Murga – directora de la película Ana y los Otros – otra protesta masiva está siendo planeada para el jueves 14 de marzo. La comunidad cinematográfica argentina, unida en la recién formada coalición Cine Argentino Unido, emitió su propia refutación a las acciones del gobierno: “El recientemente nombrado Presidente del INCAA, Carlos Pirovano, impone medidas restrictivas y regresivas en todos los aspectos sin proporcionar información sobre un plan estratégico y artístico a largo plazo para la organización y la industria audiovisual. No se han presentado propuestas o soluciones concretas para reactivar un sector que está completamente paralizado desde el pasado diciembre”.

Los miembros y seguidores de la coalición se han estado reuniendo desde los festivales de Berlín y Málaga para denunciar el impulso del nuevo gobierno para recortar el gasto público a expensas de su cultura.

“Además, la falta de claridad con respecto a los pagos adeudados a proyectos en curso pone en peligro seriamente el futuro de las compañías de producción, que han perdido toda previsibilidad económica y están al borde de la quiebra, poniendo en peligro seriamente la continuidad de los empleos directos e indirectos que generan, afectando a más de 600,000 familias“, señaló Murga.

La directora agregó que la cancelación de contratos y la suspensión de pagos por horas extras al personal del INCAA dificultarían las operaciones de la Escuela de Cine ENERC y el Cine Gaumont. “No hay forma de garantizar el inicio de clases en las sedes de ENERC en el interior, dejando a cientos de estudiantes a la deriva”, afirmó.

La coalición especialmente objetó la última frase del comunicado del Ministerio que decía: “Nuestro compromiso con un déficit del 0% es innegociable. Los años en que los festivales de cine fueron financiados a expensas del hambre de miles de niños han terminado”.

A esto respondieron: “Instamos al Gobierno Nacional a explicar cómo el aumento del desempleo resuelve la pobreza y el hambre en Argentina. Exigimos que las nuevas autoridades del INCAA trabajen junto con la comunidad cinematográfica para encontrar soluciones que protejan y fortalezcan una industria que genera empleo, mientras se preserva un invaluable patrimonio cultural”.

incaa milei
El cine como termómetro social: foro Perspectiva de Género en el Festival de Cine de Mar del Plata

El INCAA, un ente independiente

Desde su fundación en 1968, el INCAA fue concebido como un ente autárquico, financia sus actividades gracias al Fondo de Fomento Cinematográfico compuesto por el 10% de los ingresos de las salas de cine, 10% del precio de venta de DVD’s y un 25% de las multas y gravámenes percibidos por el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM).

Esta última fuente constituye la mayor parte del financiamiento para los fondos cinematográficos del país. Es un impuesto dirigido a empresas que utilizan el espectro radioeléctrico, tales como TN, Canal 13, Personal y Fibertel, entre otras. Este impuesto se genera a partir de tasas sobre servicios de internet y cable, pero no afecta a los consumidores, sino a las compañías que hacen uso de estas frecuencias.

Además, el INCAA genera ingresos por la venta de entradas en la red de salas CINE.AR Sala y el alquiler de estrenos cinematográficos argentinos a través de la plataforma CINE.AR Play y CINE.AR Estrenos. También cobra aranceles por la clasificación de películas y otros conceptos establecidos en la ley.

Según el Sistema de Información Cultural de la Argentina (SINCA), si bien las reformas planteadas por el Poder Ejecutivo Nacional en el ámbito cultural representan sólo un 0,2% del presupuesto nacional, el sector artístico genera un valor agregado bruto anual del 1,8% del PBI, además de mantener 340.000 puestos de trabajo directos en el sector privado.

Más allá de contribuir a la formación de la identidad cultural nacional, el cine también tiene el poder de transformar economías enteras. Detrás de cada película, existe un ecosistema económico que se extiende más allá de los límites de la pantalla. Desde la producción hasta la distribución, esto impacta positivamente en una amplia gama de industrias.

No solo genera empleo para aquellos directamente involucrados en la producción audiovisual, sino que también impulsa actividades complementarias como la alimentación, el alojamiento y el transporte. Es un error considerar esta inversión como un gasto inútil; más bien, es una inversión estratégica que inyecta recursos en la economía, los cuales retornan en forma de ingresos gracias a la facturación generada por toda la cadena cinematográfica.

Los datos respaldan esta afirmación. El SINCA revela que el sector audiovisual es un contribuyente destacado al Valor Agregado Bruto, superando incluso a áreas como la publicidad. En la última década, su participación creció significativamente, consolidándose como uno de los motores principales de la economía cultural del país. Además, no solo aporta en términos de ingresos, sino que también es un generador masivo de empleo, representando el 29% de los puestos de trabajo en el ámbito artístico nacional.

El ascenso de plataformas de streaming como Netflix ha impulsado aún más esta tendencia. Desde su llegada a Argentina en 2011, los servicios de transmisión aumentaron su inversión en el país de manera exponencial, demostrando el potencial económico del sector audiovisual en el mercado actual.

Por otro lado, el Observatorio Audiovisual del INCAA publicó estudios de mercado que muestran un crecimiento constante en los puestos de empleo privado dentro del sector, a pesar de los desafíos enfrentados durante el período de desinversión estatal entre 2016 y 2019 durante la administración de Mauricio Macri. Este crecimiento se vio  impulsado por la convergencia tecnológica, la integración con el sector de los videojuegos y la capacidad de exportación transnacional de la industria cinematográfica.

Es importante destacar que el impacto económico del cine va más allá de los números directos. La actividad audiovisual también es reconocida como parte de la Economía del Conocimiento, gracias a su capacidad para generar valor agregado y su influencia en otros sectores de la economía. En conjunto, el cine contribuye significativamente al desarrollo económico de Argentina, con efectos directos e indirectos que se extienden a lo largo y ancho del país.

Star Trek: Strange New Worlds | La serie es renovada para su temporada 4

Paramount+ anunció que Star Trek: Strange New Worlds tendrá temporada 4. La temporada 3 de la serie se estrena en 2025.

Fallout: la importancia de Shady Sands y la República de Nueva California

La historia de Shady Sands, la capital de la República de Nueva California, impulsa la trama de la serie Fallout de Prime Video y se conecta directamente...

El apocalipsis de Fallout, explicado | Vault-Tec y su plan a largo plazo

La historia canónica de la serie Fallout resuelve las especulaciones sobre la responsabilidad de Vault-Tec en el ataque nuclear que provocó el apocalipsis....