Search
Close this search box.

Cine, Política, Religión y Ética: El fenómeno ‘Sound of Freedom’

Cine, Política y Ética: El fenómeno ‘Sound of Freedom’
Asociada con los espacios más reaccionarios de la sociedad, Sound of Freedom ha polarizado a la audiencia y ha generado discusiones sobre la representación y la ética en el cine. Mientras algunos la ven como una poderosa herramienta de concientización, los expertos en el tema la consideran una distorsión peligrosa de la realidad.

En medio de una gran temporada para la industria de Hollywood, la taquilla estadounidense se vio sacudida por una sorpresa: Sound of Freedom (Sonido de Libertad), un thriller de acción de bajo presupuesto -dirigido y coescrito por Alejandro Monteverde-, que narra la historia de un agente federal de Estados Unidos que se convierte en una especie de mesías renegado, cuando se embarca en una misión para rescatar a niños víctimas de la trata de personas en América Latina.

Desde su lanzamiento el 4 de julio, la película ha recaudado más de 180 millones de dólares, posicionándose como la producción independiente más taquillera desde Parásitos en 2019. Sin embargo, este éxito ha venido acompañado de una polémica que ha sacudido los cimientos de la industria cinematográfica.

Para comprender la controversia que rodea a Sound of Freedom, es crucial conocer su origen. Monteverde – conocido por dirigir el galardonado drama Bella en 2006- comenzó a trabajar en el proyecto en 2015, dos años antes de que surgiera el movimiento conspirativo QAnon. El guion original -titulado Mogul-, era puramente ficticio y fue concebido después de que Monteverde se inspirara al ver un segmento de noticias sobre la trata de personas. Sin embargo, la historia evolucionó en una dirección muy diferente cuando Eduardo Verástegui -el productor de la película-, conoció a Tim Ballard.

Ballard -un ex agente especial del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos y fundador del grupo contra la trata de personas Operation Underground Railroad-, pasó más de una década en misiones encubiertas combatiendo el turismo sexual infantil en territorio extranjero. Fue su historia de vida lo que cautivó a Verástegui y llevó al enfoque de la película hacia la hagiografía de un hombre en su pelea contra los horrores de la explotación infantil.

La polémica y la asociación con QAnon

sound of freedom religion
Jim Caviezel como Tim Ballard en Sound of Freedom

Sound of Freedom se ha visto envuelta en una nube de controversia debido a que pone en escena representaciones engañosas de la explotación infantil y, de manera indirecta, alimenta teorías de conspiración de extrema derecha asociadas con el movimiento QAnon. Aunque la distribuidora de la película, Angel Studios, ha negado vehementemente cualquier afiliación política o vínculo con QAnon, las asociaciones han sido perpetuadas tanto por Tim Ballard como por su contraparte en la pantalla, Jim Caviezel, ambos partidarios del movimiento conspirativo.

El movimiento QAnon -relacionado con el Pizzagate y descrito como una modernización de los Protocolos de los Sabios de Sion– se apoya en una de las principales teorías de la conspiración de la extrema derecha estadounidense, que postula la existencia de una trama secreta organizada por un supuesto “Estado profundo” en contra de Donald Trump y sus seguidores.

Su narrativa central sostiene que actores de Hollywood, políticos progresistas, miembros del Partido Demócrata y altos funcionarios están involucrados en una red internacional de tráfico sexual de niños y cometen actos pedófilos. Según esta teoría, Trump está llevando a cabo una investigación y persecución de estos individuos para prevenir un supuesto Golpe de Estado orquestado por figuras como Barack Obama, Hillary Clinton y George Soros.

Aunque estas afirmaciones carecen de evidencia sólida y han sido ampliamente desacreditadas por expertos y por medios de comunicación, ha ganado seguidores fuera de Estados Unidos, incluyendo en el Reino Unido, Francia, Alemania y Japón. A menudo, estas teorías de la conspiración se propagan a través de las redes sociales y han generado preocupación debido a su capacidad para influir en la opinión pública y la política.

Sound of Freedom como punto de convergencia de la derecha

Cine, Política, Religión y Ética: El fenómeno 'Sound of Freedom'
Victoria Villaruel junto a miembros de La Libertad Avanza en la proyección especial de Sound of Freedom. Crédito: Diario La Derecha

Más allá de que la distribuidora de la película haya negado conexiones entre la producción y la política, el 19 de agosto pasado, Sound of Freedom se proyectó en una función especial en Argentina, un evento que contó con la presencia de dos figuras de la derecha nacional: Javier Milei y Victoria Villarruel. A pesar de que la historia en sí misma no tienen ninguna postura política explícita, ha sido aprovechada por la derecha como un punto de encuentro.

Incluso Trump organizó una proyección exclusiva de la película en su prestigioso club de golf en Nueva Jersey. Indudablemente, Sound of Freedom se ha convertido en un punto de convergencia para conservadores moderados y teóricos de la conspiración de extrema derecha en los Estados Unidos.

En el contexto argentino, la reunión de Milei y Villarruel con Eduardo Verástegui -actor y productor de la película-, cobra relevancia gracias a la organización del consultor político Fernando Cerimedo, asesor de La Libertad Avanza.  En este encuentro, Verástegui presentó una copia de la Carta de Compromiso para la Promoción de Acciones para Erradicar la Trata con Fines de Explotación Sexual y Tráfico de Órganos de Niños, Niñas y Adolescentes. Ya han suscrito esta carta figuras destacadas como Trump y el presidente Nayib Bukele en El Salvador.

La proyección de Sound of Freedom se llevó a cabo después de la firma de esta carta, en una sala de cine privada en la que estuvieron presentes Verástegui, la diputada Villarruel, Nahuel Sotelo, legislador bonaerense de La Libertad Avanza, Santiago Oría -cineasta y publicista de la campaña de Milei-, y el propio Fernando Cerimedo, entre otros invitados.

Por otro lado, Verástegui ha dejado entrever la posibilidad de presentarse como candidato a la presidencia de México en las elecciones de 2024. En una reciente entrevista, confirmó que aún no ha tomado una decisión definitiva y que se encuentra en una temporada de oración y reflexión, buscando la guía de Dios para determinar si este proyecto político es su camino.

Verástegui se ha destacado como un ferviente católico y defensor de los valores provida. En sus declaraciones ha expresado su preocupación por lo que percibe como la degradación de los pilares fundamentales de México: Dios, patria y familia, el viejo slogan fascista que vuelve a ser utilizado por la ultraderecha. En este contexto, Sound of Freedom ha sido diseñada como parte de la plataforma del actor y productor mexicano.

El simbolismo religioso y la ética en el cine

Sound of Freedom politica
Jim Caviezel en La Pasión de Cristo

Sin embargo, la controversia en torno a Sound of Freedom no se limita a su contenido y su asociación con la ultraderecha, sino que también se extiende a su estrategia de marketing que apunta directamente hacia la religión. Angel Studios (una productora de contenidos abiertamente cristianos creada en el seno de la Iglesia mormona de Utah) ha optado por un enfoque singular al incorporar un fragmento al tráiler de la película en el que Jim Caviezel se dirige de manera franca al público, instándolos a adquirir entradas con el propósito de “enviar el mensaje de que los hijos de Dios ya no están en venta”.

La elección de Caviezel para dar vida a Tim Ballard ciertamente añade una dimensión mesiánica a la producción: no sólo es reconocido por su interpretación en la película de Mel Gibson La Pasión de Cristo, sino que su participación también agrega un simbolismo que no pasa desapercibido. En cada escena en la que su personaje rescata a un niño, es inevitable que el espectador vea en él el rostro del Hijo de Dios. Esta asimilación es cuidadosamente subrayada por la puesta en escena y la fotografía de la película.

Caviezel también es conocido por su ferviente adhesión a las teorías de QAnon. Ha hecho públicas denuncias sobre la existencia de una casta progresista que estaría involucrada en una red de tráfico infantil con el objetivo de fabricar adenocromo con la sangre de los niños, un compuesto químico que serviría “para prolongar la juventud”. 

La película, en su intento por destacar la lucha contra la trata de personas, ha sido criticada por expertos en el campo por proporcionar una “falsa percepción” de la trata de niños y por promover tácticas de “rescate” que podrían poner en peligro a las víctimas reales. Este aspecto de la controversia plantea preguntas importantes sobre la ética y la responsabilidad en la representación de temas sensibles en el cine.

A pesar de la polémica -o gracias a ésta-, Sound of Freedom ha alcanzado un éxito considerable en la taquilla estadounidense. Además, su estrategia de marketing hizo que se comercialice en 21 mercados internacionales, lo que sugiere que su impacto está lejos de disminuir. La película se ha convertido en la décima más taquillera del año en Estados Unidos, superando a producciones de renombre como Misión Imposible y Transformers. Mientras que en Argentina, entre el 31 de agosto y el 3 de septiembre, se ha apoderado del 40% de la taquilla al vender 180,000 entradas.

La cuestión que queda en el aire es cómo esta controversia afectará la lucha real contra la trata de personas. La película ha polarizado a la audiencia y ha generado discusiones sobre la representación y la ética en el cine. Mientras algunos la ven como una poderosa herramienta de concientización, los expertos en el tema la consideran una distorsión peligrosa de la realidad.

Lo que está claro es que Sound of Freedom ha puesto de relieve la compleja interacción entre el cine, la política, la religión y la ética en la industria del entretenimiento contemporáneo. El impacto a largo plazo de esta película en la lucha contra la trata de personas es una incógnita que solo el tiempo podrá revelar.

Star Trek: Strange New Worlds | La serie es renovada para su temporada 4

Paramount+ anunció que Star Trek: Strange New Worlds tendrá temporada 4. La temporada 3 de la serie se estrena en 2025.

Fallout: la importancia de Shady Sands y la República de Nueva California

La historia de Shady Sands, la capital de la República de Nueva California, impulsa la trama de la serie Fallout de Prime Video y se conecta directamente...

El apocalipsis de Fallout, explicado | Vault-Tec y su plan a largo plazo

La historia canónica de la serie Fallout resuelve las especulaciones sobre la responsabilidad de Vault-Tec en el ataque nuclear que provocó el apocalipsis....