Search
Close this search box.

Crítica Ant-Man and the Wasp: Quantumania

Quantumania
Quantumania es la primera película de la Fase 5 de MCU. Como tal, tiene mucho que configurar y, con frecuencia, se siente como el primer capítulo de una saga masiva en lugar de una película independiente.

Quantumania y el reino cuántico en el MCU

Hay una pregunta que ni siquiera Hank Pym podría responder: ¿Es posible que una franquicia se encoja y crezca al mismo tiempo? La cantidad de películas y series de televisión de Marvel continúa expandiéndose incluso cuando sus posibilidades parecen estar reduciéndose. Desde 2008, el MCU presentó docenas de héroes y escenarios para sus aventuras, desde los confines más profundos del espacio hasta planos místicos de existencia y, lo más relevante para esta última entrega, el Reino Cuántico. 

Entonces, ¿por qué todas estas producciones comenzaron a sentirse como si se desarrollaran en el mismo lugar con variaciones de los mismos personajes que desempeñan sus papeles predeterminados en una narrativa general? Marvel parece una versión cinematográfica del Principio de Incertidumbre,la famosa teoría cuántica del físico alemán Werner Heisenberg: observar una partícula subatómica alterará su estado. Este fenómeno impedirá que sepamos con exactitud dónde se encuentra y cómo se mueve.

Cuando el MCU cerró más de una década de historias con Avengers: Endgame (Russo Brothers, 2019), fue un triunfo de la ingeniería narrativa. Ahora, cada nueva entrada de la franquicia se siente como si aspirara a ser Endgame, un gran capítulo que cambia el juego en una historia que nunca termina. Es impresionante y agotador, un paisaje extenso de espectáculo sin sorpresa.

Ant-Man and the Wasp: Quantumania

No siempre fue así. La pequeñez ayudó a definir tanto a Ant-Man (2015) como a su secuela, Ant-Man and the Wasp (2018). Fueron grandes éxitos de taquilla llenos de efectos especiales, pero construyeron sus tramas en torno a apuestas más bajas e íntimas y crearon mucho espacio para el desarrollo cómico de un elenco divertido. Ant-Man and the Wasp: Quantumania, dirigida al igual que las entregas anteriores por Peyton Reed, se deshace de parte de ese elenco, pero al menos comienza y termina sintiéndose como una película de Ant-Man.

Regresando como Scott Lang -el criminal convertido en Vengador que salva el mundo gracias a la tecnología de reducción de tamaño de los científicos pioneros Hank Pym (Michel Douglas) y Janet van Dyne (Michelle Pfeiffer)-, Paul Rudd trae nuevamente un toque ligero y su encanto. 

Crítica Ant Man and The Wasp Quantumania
Jonathan Majors, Ant-Man and The Wasp: Quantumania

Con la esperanza de retirarse de la vida de superhéroe para pasar más tiempo con Hope van Dyne, también conocida como The Wasp (Evangeline Lilly) y su hija adolescente Cassie (Kathryn Newton), Scott se está enfocando en promocionar su nueva autobiografía y tomándose las cosas con calma. Pero todo eso termina cuando Cassie y Hank revelan que están trabajando en un dispositivo para monitorear el Reino Cuántico, el mundo microscópico donde Janet estuvo atrapada durante 30 años.

En poco tiempo, la familia ensamblada Lang/Pym/van Dyne se ve atraída al Reino Cuántico, una tierra brutal de extrañas culturas tribales y metrópolis relucientes. También es, por un tiempo, un lugar bastante divertido para visitar. El grupo se encuentra con una criatura hecha de baba con una obsesión por los agujeros. Bill Murray aparece como uno de los viejos amigos de la resistencia de Janet. Y el MCU revela su MODOK, interpretado por un personaje de Ant-Man que regresa.

También conocen a Kang (Jonathan Majors), un enemigo con planes para el universo. Majors no es completamente nuevo en el MCU, ya que apareció al final de Loki de Disney Plus, donde una variante de Kang, He Who Remains, le dio al Dios del Engaño de Tom Hiddleston algunas advertencias portentosas de lo que estaba por venir. Pero Quantumania ofrece la presentación adecuada de Majors como el nuevo gran villano de Marvel: un misterioso viajero del tiempo llamado Kang el Conquistador.

Y ahí es donde empiezan los problemas. No es que Majors tenga la culpa. Es efectivo como un archivillano. Pero también tiene que diseñar el plan para una lista completa de entregas del MCU por venir, que contarán con múltiples dimensiones, cosas extrañas y Vengadores. Stress. Todo concluye con la habitual súper batalla CGI antes de generar ansiedad por las próximas entregas con las escenas post créditos.

Si bien las franquicias de superhéroes amenazan con tragarse por completo las carreras de jóvenes actores con talento, vinculando para siempre su reputación a acuerdos de varias películas y trajes de spandex, Majors logra lo que parecía imposible. Es como si hubiera obligado a Marvel a orbitar alrededor de la fuerza de su propio carisma. Ofrece un diálogo seco sobre líneas de tiempo y variantes con tanta solemnidad que parece real. Manifiesta la amenaza sin CGI. Y, a diferencia de muchos villanos de Marvel, es enigmático sin tener una justificación trágica para sus malas acciones.

Ant Man and The Wasp: Quantumania critica
Paul Rudd, Kathryn Newton y Evangeline Lilly, Ant Man and The Wasp Quantumania

El Reino Cuántico apareció brevemente en entregas anteriores del MCU, pero aquí se representa como un mundo pseudo Star Wars filtrado a través de la imaginación del guionista Jeff Loveness

Quantumania y la próxima generación de superhéroes

Marvel Studios siempre se benefició de retratar su lado cósmico, basándose en los legados de grandes narradores de historietas como Jack Kirby, Stan Lee y Jim Starlin. Tanto James Gunn, que agregó una dosis de irreverencia a la franquicia con Guardianes de la Galaxia, como Taika Waititi, que hizo lo mismo con Thor, dejaron su sello visual en el MCU al retratarlo. Sin embargo, en la abrumadora masa de proyectos recientes de Marvel -18 en los últimos dos años-, obtener una identidad visual distintiva es una cuestión de desesperación más que de deseo.

Al igual que la mayoría de las películas de Marvel lanzadas el año pasado, Ant-Man and the Wasp: Quantamania intenta pasar el manto de superhéroe a la próxima generación. 

En Thor: Amor y Trueno (Taika Waititi, 2022) se presentó a la “hija” de Thor. En Doctor Strange en el Multiverso de la Locura (Sam Raimi, 2022), el nuevo personaje America Chavez aprende a controlar sus poderes. En Quantumania, se puede decir lo mismo de Cassie Lang, ya que pronto ocupará el lugar de su padre como la pequeña pero increíblemente poderosa heroína Stature. No obstante, Marvel intenta ocultar esta repetición de la trama sin inspiración bajo la promesa de un villano aterrador y efectos visuales llamativos.

Quantumania es la primera película de la Fase 5 del MCU. Como tal, tiene mucho que configurar y, con frecuencia, se siente como el primer capítulo de una saga masiva en lugar de una película independiente. Lo que rescata a Quantumania del fracaso total son las actuaciones de Pfeiffer, Rudd y Majors, hasta la contagiosa sensación de alegría que exhibe Michael Douglas mientras comanda un ejército de hormigas inteligentes de gran tamaño con todo el cuántico posible.

ANT-MAN AND THE WASP: QUANTUMANIA
3/5
ant-man and the wasp: quantumania

Director

Peyton Reed

Guion

Jeff Loveness

Fotografía

Bill Pope

Música

Christophe Beck

País

Estados Unidos

Duración

125 minutos

Reparto

Paul Rudd, Evangeline Lilly, Michelle Pfeiffer, Michael Douglas, Jonathan Majors, Bill Murray, Katy O’Brian

Tráiler

Crítica Dune Parte 2 | El dios de arena

Dune Parte 2 es un relato sobre el destino y la fatalidad, una mezcla lisérgica de espectáculo, fábula ecológica y misticismo religioso a una escala inverosímil.

Kathryn Hahn habla sobre las diferencias entre Darkhold Diaries y WandaVision

La actriz que interpreta a Agatha Harkness habla sobre su próxima serie para Disney Plus.

Agatha: Darkhold Diaries | Joe Locke habla sobre su trabajo con Kathryn Hahn

Joe Locke habla sobre la lectura de una escena clave de Agatha: Darkhold Diaries con Hahn y lo "asombrosa" que es la versión final de su interacción.