ARCHIVO

Edad de Oro de los Cómics

La Edad de Oro de los Cómics

Edad de Oro de los Cómics
Edad de Oro de los Cómics

Eran tiempos que el mundo necesitaba superhéroes. Los cómics fueron el espejo en el que Estados Unidos quería reflejarse para escapar de la realidad: a finales de la década del '30, cuando empezaba a desvanecerse el trauma de la Depresión y asomaba la violencia de la guerra, los personajes de la historietas sacaban pasaporte norteamericano en su lucha del bien contra el mal. Action Comics, con Superman en tapa, fue un éxito instántáneo y dio comienzo a la Edad de Oro de los Cómics.

La Edad de Oro de los Cómicsorría la década del ‘30 y las editoriales comenzaban a imprimir viñetas que habían sido publicadas como cómics en distintos diarios. Una de estas editoriales fue National Allied Publications, fundada por Malcolm Wheeler-Nicholson en 1934. Su serie New Fun, que se publicó en febrero de 1935, fue el primer cómic en tener sólo material nuevo, la mayor parte del cual fue escrito por el propio Wheeler.

National lanzó una segunda serie con un título aún menos imaginativo, New Comics, en diciembre de ese año. Pero Wheeler no tenía suficiente dinero para financiar una tercera, Detective Comics, por lo que se dirigió a Harry Donenfeld, un editor y distribuidor que dirigía la Compañía Independiente de Noticias. 

Donenfeld era un hombre de negocios feroz con una historia de mala reputación: sus asociaciones con los gánsteres y la mafia se remontaban a la época de la Prohibición, y a principios de la década del ’30 había publicado mucho material pulp. Esta nueva asociación llevó a la creación de Detective Comics Inc., y a su publicación en marzo de 1937. La empresa pronto pasó a llamarse National Comics cuando el astuto Donenfeld obligó a Wheeler-Nicholson a salir del proyecto.

Al encontrar los cómics bastante rentables, Donenfeld se asoció con un nuevo editor, Max Gaines, para formar una compañía hermana llamada All-American Publications. Ambas utilizaban un logotipo basado en el nombre Detective Comics Inc.: las iniciales DC, que se conocían como DC Comics. Detective Comics lo hizo bien, pero fue la nueva serie de National, Action Comics, la que cambió la industria para siempre y marcó el comienzo de la Edad de Oro.

La Edad de Oro de los Cómicsuando los cómics llegaron a los kioscos a principios de la década del ’30, dos hombres jóvenes de Cleveland, Ohio, comenzaron a enviar sus historias a todo editor que pudieran encontrar. El dúo compuesto por el escritor Jerry Siegel y el artista Joe Shuster logró publicar algunas historias dispersas, pero tenían un tono que fue rechazado por las editoriales durante cinco años. En 1938, el editor Vin Sul-Livn se interesó por su trabajo mientras buscaba una historia de portada para el primer número de Action Comics.

Edad de Oro de los Cómics
Edad de Oro de los Cómics

Action Comics #1 se publicó en junio de 1938. Su tapa mostraba a un hombre fuerte con mallas azules y una capa roja, con un escudo en forma de S en su pecho, levantando un coche y lanzándolo contra una roca. La historia identificó a este hombre como Superman, “campeón de los oprimidos, la maravilla física que había jurado dedicar su existencia a ayudar a los necesitados”: había nacido el primer superhéroe. El personaje fue un éxito instantáneo: pronto estaba encabezando Action Comics y su propia serie homónima.

El enorme éxito de Superman hizo que todos los editores de cómics quieran su propio superhéroe. National ganó la carrera con Detective Comics #27 en mayo de 1939. Este cómic presentó a Bat-Man, que luego cambiaría su nombre a Batman, un justiciero con capa y capucha en un traje inspirado por murciélagos. 

Creado por Bill Finger y Bob Kane, Bat-Man tomó las calles para luchar contra el crimen vestido así porque “los criminales son supersticiosos y cobardes, así que mi apariencia debe ser capaz de infundir terror en sus corazones“.

Pronto siguieron otros superhéroes, como Captain Marvel de Fawcett Publications en febrero de 1940. Creado por Bill Parker y C.C. Beck, apareció por primera vez en Whiz Comics #2. Captain Marvel era realmente un chico llamado Billy Batson que se transformaba en un poderoso superhéroe con capa cuando nombraba al mago Shazam! Pronto se expandió la familia Marvel con Mary Marvel y el Captain Marvel Jr. 

Sin embargo, el Capitán Marvel se parecía a Superman hasta tal punto que DC Comics demandó a Fawcett por infracción de derechos de autor en 1941. Después de una década de lucha legal y enfrentando un mercado de cómics en declive, Fawcett se fusionó con DC a principios de la década del ’50 y cerró su división de cómics. DC compró los derechos del Capitán Marvel y toda su familia en la década de 1970. DC todavía publica al personaje, aunque ahora se llama “Shazam!”, para evitar conflictos con el Captain Marvel de Marvel Comics. 

El panteón de superhéroes se expandió cuando Timely Comics publicó Captain America Comics #1 en marzo de 1941. Creado por Joe Simon y Jack Kirby, el cómic presentó al escuálido Steve Rogers, quien se ofreció como sujeto de prueba para el suero de Súper Soldado del ejército y se convirtió en el superpoderoso Capitán América, la mejor arma del ejército en la Segunda Guerra Mundial. La locura de los superhéroes continuó durante años, inundando los quioscos con nuevos personajes cada mes.

Edad de Oro de los Cómics
Detective Comics #33, Dc Comics, 1940. Escrito por Bill Finger Ilustrado Por Bob Kane.

La Edad de Oro de los Cómicsos superhéroes de la Edad de Oro de los cómics eran algo mal equilibrado. Una persona tenía que estar poderosamente motivada para vestirse con un disfraz y luchar contra el crimen, y para muchos de estos héroes esta motivación vino de un evento trágico. 

Superman fue el último de su raza: toda su familia, especie y planeta fueron destruidos cuando Krypton explotó. Sus superpoderes, y, por lo tanto, su habilidad para ser un superhéroe, estaba ligada a esta destrucción y con el conocimiento de que no era como otras personas. La muerte de sus padres adoptivos lo impulsó a convertirse en Superman, lo que sugiere que tomó la lucha contra el crimen como una forma de lidiar con su pérdida. 

La historia del origen de Batman se contó en Detective Comics #33: Bruce Wayne presenció la muerte de sus padres a manos de un ladrón armado cuando era un niño, y comprometió su vida para vengarlos librando una guerra contra el crimen. Bruce usó la riqueza de su familia para convertirse en un científico experto y llevar su cuerpo mediante el entrenamiento a la perfección física. 

Los padres del Capitán América no fueron parte de su historia de origen, pero Steve Rogers se inscribió en el programa de súper soldados porque él no se consideró apto para unirse al ejército. Los padres biológicos de Steve Rogers pueden no haber sido mencionados, pero el hombre que era el “padre” del Capitán América, el Dr. Josef Reinstein, fue asesinado por los nazis justo en medio del nacimiento del héroe. Steve canalizó su ira hacia el patriotismo. 

El Capitán Marvel era otro huérfano. Su tío, que era quien debía cuidarlo, lo echó y le robó su herencia. Los superhéroes menos conocidos siguieron esta trágica tendenciaAlan Scott se convirtió en Green Lantern cuando un dispositivo mágico le permitió sobrevivir a un choque de trenes que mató a todos los demás a bordo. 

Varias de estas historias de origen se centran en un personaje que pierde a sus padres o parientes más cercanos a una edad muy temprana. El impacto de esta pérdida colorea el resto de su vida y, en última instancia, como hombre, se convierte en un héroe para resolver sus sentimientos sobre este trágico evento. Esta profunda pérdida es el núcleo de su identidad de superhéroe, y aunque no puede recuperar a su propia familia, lucha contra el crimen para que otras familias se salven de la tragedia. 

Cuando miramos a los hombres que crearon la primera generación de superhéroes, esta idea de lidiar con eventos trágicos se vuelve más pronunciada. Cuando Jerry Siegel estaba en la secundaria, su padre murió de un infarto mientras robaban su tienda. Que él haya creado un superhombre, un héroe tan poderosocomo para detener todos y cada uno de los crímenes, parece lógico.

Edad de Oro de los Cómics
Superman Vol. 1 #12, Dc Comics, 1941. Escrito por Jerry Siegel. Ilustrado Por Leo Nowak.
Edad de Oro de los Cómics
Superman Vol. 1 #12, Dc Comics, 1941. Escrito por Jerry Siegel. Ilustrado Por Leo Nowak.

La Edad de Oro de los Cómicsa II Guerra Mundial también tuvo una influencia considerable en los cómics. Muchos de los jóvenes creadores de los primeros días de la industria eran los hijos de inmigrantes judíos o emigraron ellos mismos, incluidos Jerry Siegel, Joe Shuster, Bill Finger, Bob Kane, Joe Simon y Jack Kirby. Todos estos hombres crearon superhéroes antes de que Estados Unidos entrara en la guerra, y mientras el alcance total del Holocausto no se descubriría hasta años después, las creencias antisemitas de los nazis eran de conocimiento común a finales de la década del ‘30. 

Superman fue el primero en lidiar con el fascismo en Europa. El Hombre de Acero capturó tanto a Hitler como a Stalin, dispersó a sus tropas y entregó a los dos dictadores a la Sociedad de Naciones en un especial en dos páginas de la edición de febrero de 1940 de la revista Look

Captain America lo hizo en marzo de 1941, golpeando a Hitler en la mandíbula en la portada del primer número de Captain America Comics, y luego sorprendió a un Hitler asustado al hacer estallar un bunker nazi en la tapa del segundo número de la serie. 

USA no se unió a la guerra hasta diciembre de 1941, por lo que los superhéroes norteamericanos pelearon mucho antes que sus soldados, siendo un vehículo catártico para sus creadores, además de un poderoso elemento de propaganda, una manera de introducirse en la audiencia para apoyar la intervención de Norteamérica en la Segunda Guerra Mundial.

Para los villanos de los cómics de la Edad de Oro, solo había una forma en que sus aventuras criminales podrían terminar: sufriendo violencia por parte de un superhéroe: ellos llegaban tirando una pared abajo o entrando por una ventana para enfrentarse con un escuadrón de matones, para luego terminar con el villano principal. Nunca ningún superhumano entró con tranquilidad en una habitación e informó al villano que él estaba bajo arresto.

La violencia era su único medio de resolución de conflictos y cada personaje tenía sus propios métodos particulares. El Capitán Marvel tenía afición por tirar a la gente, y hacerlos girar como si fueran muñecos de trapo, mientras que a Superman le gustaba mezclar amenazas con sus golpes. 

En Action Comics #2, Superman enfrentó al magnate Emil Norvell y le dijo: “Ya ves con cuánta facilidad aplastar esta barra de hierro en mi mano? ¡Esa barra podría con la misma facilidad sea tu cuello! 

Edad de Oro de los Cómics
Edad de Oro de los Cómics
Sensation Comics #1. Escrito por William Moulton Marston. Ilustrado por H. G. Peters. DC Comic, 1942.

Luego, después de decirle a Norvell que se fuera de la ciudad, Superman sugirió que si Norvell decidía quedarse, “Te juro que te seguiré hasta cualquier agujero en el que te escondas, y arrancaré tu cruel corazón con mi manos desnudas! “

El Capitán América tendía a no intervenir cuando los villanos estaban a punto de suicidarse. Cuando el asesino del Dr. Reinstein, aturdido por un poderoso golpe del Cap, tropezó con peligrosos equipos de laboratorio, Rogers no hizo nada, y después de que el asesino fuera electrocutado señaló que “no quedaba nada de él salvo cenizascarbonizadas. . . destino que bien merecía“. 

Más adelante en ese número, el Cráneo Rojo rodó sobre su propia aguja hipodérmica llena de veneno y murió. Bucky, compañero de Steve, se horrorizó y le preguntó a Cap por qué no hizo algo para evitarlo, a lo que Cap respondió: “No estoy hablando, Bucky’’.

Batman tendía a matar “accidentalmente” a los villanos. Un golpe fuerte haría que un cualquier villano cayese en una bacha con ácido. Una maniobra defensiva podía terminar con un matón cayendo de un techo. Una patada fuerte para detener un arma le rompía el cuello de su portador. 

En los años que siguieron a los albores de la Edad de Oro, la violencia se atenuó y la mayoría de los superhéroes desarrollaron códigos de conducta para tratar con humanidad a los villanos. Pero fue en los primeros años de este ambiente brutal en el que Wonder Woman fue creada.