Search
Close this search box.

Crítica Dune (2021) | La Conquista del Desierto

critica dune parte 1
Con Dune Parte 1, Denis Villeneuve reproduce la escala galáctica milenaria de la novela: arquitectura, naves espaciales, y gusanos de arena todo en grandes proporciones, que adornan el inmenso paisaje. 

Dune, la ópera espacial de Denis Villeneuve

En su novela de ciencia ficción de 1965, Frank Herbert presentó un mundo extraño, miles de años en el futuro. Habiéndose librado hace mucho tiempo de las máquinas pensantes, la humanidad ha vuelto al feudalismo y a los estrictos controles sociales. Las casas nobles rivales gobiernan el universo conocido en nombre de un emperador.

El condicionamiento mental y la expansión de la mente han reemplazado a la tecnología avanzada. Los soldados están entrenados para ser máquinas de combate, mientras que las computadoras humanas llamadas Mentats actúan como asesores de la corte. Detrás de escena están las Bene Gesserit, una aparente orden religiosa, que en realidad es un cínico poder en la sombra, manipulando linajes aristocráticos y propagando mitos y religiones en planetas primitivos para sus propios fines.

Sin inteligencia artificial, el negocio de navegar por el espacio a una velocidad superior a la de la luz ha llegado a depender de una droga que altera la mente llamada ‘especia’, que sólo se puede cosechar en el planeta Arrakis -coloquialmente la Duna del título-, un inhóspito mundo desértico, con gusanos de arena gigantes y una población local hostil, conocida como Fremen, cuya exposición de por vida a las especias les ha dado unos característicos ojos azules brillantes.

dune parte 1 critica
Zendaya en Dune Parte 1

Dune, en esencia, está repleta de las preguntas que planteaba Herbert sobre qué tipo de sociedad podríamos estar construyendo a medida que dependemos cada vez más de las computadoras y la automatización; si no sólo estábamos arruinando nuestro planeta en busca de recursos naturales, sino también volviéndonos adictos a ellos. Además, era una crítica sobre el futuro de la religión y el uso de la fe como forma de control.

Estas ideas, que Herbert continuaría explorando a lo largo de una serie de libros, distinguen a Dune como una de las mejores obras de ciencia ficción de la historia. Sin embargo, también son el aspecto más difícil de llevar a la pantalla desde la novela. Lo que la nueva adaptación de Denis Villeneuve hace bien, y de inmediato, es traernos la escala galáctica milenaria: arquitectura, naves espaciales, y gusanos de arena todo en grandes proporciones, que adornan el inmenso paisaje. 

Dune, ciencia ficción inteligente

Dune: Parte 1, con guion de Denis Villeneuve, Jon Spaihts y Eric Roth, cubre sólo la primera mitad de la novela de Herbert y, en última instancia, el resultado parece la mitad de una película. No por eso deja de ser ambiciosa, hecha con la misma elegancia estilística que Villeneuve llevó a Arrival y Blade Runner 2049, sus incursiones anteriores en la ciencia ficción inteligente. Habiendo recorrido un largo camino desde sus raíces de autor, se ha convertido en un director de suspenso y efectos confiable y talentoso.

Con el pelo suelto y un aire distante, Timothée Chalamet interpreta a Paul Atreides, hijo del duque Leto Atreides (Oscar Isaac), gobernante del húmedo planeta Caladan. Entrenado por su madre Bene Gesserit, Jessica (Rebecca Ferguson), Paul posee algunas habilidades sobrehumanas. También está teniendo sueños en apariencia proféticos sobre Arrakis y una mujer Fremen desconocida (Zendaya).

El emperador invisible le ha dado recientemente al clan Atreides el control del árido planeta, que había sido gobernado durante décadas por la cruel y sádica Casa Harkonnen, encabezada por el villano y, a menudo, repugnante barón Vladimir Harkonnen (Stellan Skarsgård). Con la ayuda de sus leales hombres de armas Duncan Idaho (Jason Momoa) y Gurney Halleck (Josh Brolin), el duque y su familia viajan a Arrakis, conscientes de que su nuevo feudo podría ser una trampa. 

Si bien la mayoría de los personajes tendrían suerte de tener un destino mesiánico, Paul, como pronto descubriremos, tiene dos: quizás sea el Kwisatz Haderach, el ser cuya llegada es el objetivo del programa de cría Bene Gesserit de siglos de duración; o puede ser el salvador extranjero de la profecía Fremen. Algunos Fremen lo tratan a él y a su madre con reverencia religiosa; otros, como el líder Fremen Stilgar (Javier Bardem), son escépticos y hostiles ante estas ideas.

Esto es, por supuesto, una simplificación excesiva de la trama, que es una maraña de políticas dinásticas, lealtades duales, intrigas de la corte, intentos de asesinato y connotaciones místicas. Villeneuve lo expone todo lentamente; transcurre algún tiempo antes de que los personajes incluso pongan un pie en Arrakis. 

dune 2021 critica
Timothée Chalamet, el elegido en Dune Parte 1

Hay pruebas que hay servidores que testear, líderes locales que conquistar. Con la excepción de los viajes entre diferentes sistemas estelares, nada en el mundo de Dune sucede con rapidez: la especia es cosechada por colosales recolectores de madera; el poder se entrega en ceremonias; los planes se hacen con mucha antelación; la guerra en casi medieval. En una época de creaciones de efectos de rápido movimiento, Denis Villeneuve demuestra que la lentitud puede generar suspenso, además de tedio, ambas cosas que Dune logra en igual medida. 

Este no es el primer intento de trasladar la novela de Herbert a la pantalla. El autor de películas del circuito de medianoche Alejandro Jodorowsky desarrolló una adaptación sin filmar en la década de 1970, cuyo proceso se relató en el documental Jodorowsky’s Dune.

En 1984 llegó la versión de David Lynch, una aproximación comprimida de la trama de Herbert en poco más de dos horas, convirtiéndola en una ópera espacial grotesca y barroca; a pesar de sus deficiencias como narrativa coherente, sigue siendo una versión única, convertida en película de culto, y una de las vitrinas de diseño de producción más memorables y variadas de la época. Mucho más tarde llegó una miniserie de televisión en el año 2000, que se destaca por haber presentado algunos de los trajes más feos que jamás hayan aparecido en la pantalla chica.

DUNE PARTE 1
4/5
dune parte 1 critica

Dirección

Denis Villeneuve

Guion

Eric Roth, Denis Villeneuve, Jon Spaihts

Fotografía

Greig Fraser

Música

Hans Zimmer

País

Estados Unidos

Duración

155 minutos

Reparto

Timothée Chalamet, Rebecca Ferguson, Oscar Isaac, Josh Brolin, Dave Bautista, Jason Momoa, Zendaya, Javier Bardem, Stellan Skarsgård

Tráiler

Suscribite al newsletter de Revista Hush y recibí el mejor análisis de la cultura pop en tu mail

Crítica Furiosa: de la Saga Mad Max | Feminismo Kamikaze

Con Furiosa: de la Saga Mad Max, el personaje se suma definitivamente al panteón de la mitología pop feminista. La precuela de Fury Road es poesía en salvaje...

Crítica Monkey Man | Dev Patel en la ciudad de la furia

Monkey Man, la fantasía plebeya de Dev Patel, es un viaje mitológico, inclusivo y ultraviolento por los bordes marginales de la India.

Dune: Prophecy lanza su primer avance

Max estrena el primer trailer de Dune: Prophecy, spin off de las aclamadas películas de Denis Villeneuve