Search
Close this search box.

El final de ‘The Curse’ (La Maldición), explicado | Caer al revés

la maldicion final
El episodio final de The Curse es puro LSD: la odisea ingrávida de Asher representa los deseos más oscuros del personaje de Emma Stone.

¿Cómo explicar el final de The Curse (La Maldición)? ¿Cómo analizar una serie que redefinió el concepto extraño en televisión? El programa es un caramelo radioactivo, una deformidad que activa el placer de la incomodidad y produce una permanente sensación de caer al revés, de que las leyes gravitacionales que legislan las relaciones humanas mutó a otra lógica, más lisérgica: una reducción al absurdo de la cultura contemporánea, vista como un simulacro donde las buenas causas de las bellas almas liberales son menos un estado de indignación y consciencia social que de narcisismo de clase, en el que toda acción es una performance, toda causa una pose, toda verdad una puesta en escena para la mirada del Otro.

¿Qué significa el final de The Curse?

En el episodio final de The Curse, Asher (Nathan Fielder) lucha con las palabras, con la complejidad temática de Los Productores, el clásico de Mel Brooks de 1967, donde un productor de teatro intenta realizar un fraude con la obra Primavera para Hitler: un encuentro gay con Adolf y Eva en Berchtesgaden, una carta de amor al führer escrita por el trastornado un exsoldado nazi: “Pensamos el Holocausto era algo triste, y es algo triste, pero también divertido. O hay humor que se puede encontrar en él. Porque el arte se trata de… realmente, el arte se trata de… a veces tienes que llegar a extremos para expresar tu punto de vista”.

Asher también podría estar definiendo la comedia negra o estar hablando del final de La Maldición: un híbrido imposible de cosas tristes y divertidas, que lleva su historia de neurosis matrimonial, televisión trash y falsa conciencia a un surrealismo ingrávido. La segunda mitad del episodio 10 es inesperado y demente. Comienza con un programa de cocina y termina con Asher flotando en el espacio. “A veces hay que hacer todo lo posible para expresar su punto de vista”. Pero, ¿qué es la deformidad del final de The Curse? La interpretación más simple es que la maldición titular finalmente alcanzó a Asher.

the curse final
Emma Stone y Nathan Fielder en el final de La Maldición (The Curse)

Asher admite que es una mala persona, una plaga para Española y un espécimen defectuoso en su propia casa. Si él es mismo es la maldición (como afirma al final del episodio 9) o si fue maldito por el conjuro de Nala (Hikmah Warsame), el resultado es el mismo: una fuerza inexplicable trabaja para exiliarlo no solo de su hogar pasivo, sino del planeta Tierra.

Sin embargo, el episodio 10, Green Queen, tiene una lógica retroactiva: como siempre en The Curse, es Whitney (Emma Stone) la que marca la temperatura de la serie, a veces sin decir una palabra. Al final del episodio 9, le exige a Dougie (Benny Safdie) que le muestre a Asher la escena eliminada del piloto de su programa. Actúo, luego existo. Para ella, no hay verdad que no haya sido pregrabada, editada y cortada. Es alguien que interpreta una ficción con tanta convicción que la línea entre la realidad y la fantasía deja de existir. Así es como Whitney quiere que la vean: no como es, sino como su versión filtrada por la TV.

Ella está intentando escapar: si Asher escucha lo que realmente piensa de él, su relación acabará. Pero comete un error: no conoce la tolerancia a la humillación, el umbral de indignidad que puede manejar su marido. Ser degradado es su fetiche. Lee La Venus de las Pieles de Masoch como un libro de autoayuda. Incluso se masturba en el baño mientras se imagina a otro hombre cogiendo con su esposa.

En lugar de defenderse, Asher confirma las acusaciones: “No hay ninguna maldición. Yo soy el problema, soy una mala persona y te he estado arrastrando conmigo”. Whitney se mueve entre el asombro y terror, como si nunca hubiera visto un perro en forma de hombre. Todo lo que puede hacer aceptar su patetismo.

La muerte de Asher y su reemplazo

Ocho meses después (cuando comienza el episodio final de The Curse), Asher es una persona feliz. Las consecuencias del confesionario se están acumulando: oficializó su completa sumisión; la temporada 1 de Green Queen es parte de la programación del subcanal HGTV Go (“Me molesta mucho que no estemos en la televisión real”); Whitney está embarazada y los ejecutivos del medio ya están planeando incluir al recién nacido en las próxima temporada.

la maldicion final
Nathan Fielder en el episodio final de La Maldición (The Curse)

Todo tiene una falsa sensación de familiaridad. “Hay un pequeño yo dentro de tí”, le dice Asher a su esposa. La cara de Whitney se mantiene impasible, como si las palabras hubieran sido pronunciadas en arameo. Hay otro Asher dentro de ella. Hace ocho meses se quería liberar del original, y en cuestión de días se quedará con dos. Su futuro está a punto de volverse espantosamente real.

Cuando Whitney despierta y ve a su esposo en el techo, es LSD. Cuanto más tiempo Asher permanece en las alturas, se rompe el precario equilibrio entre lo absurdo y el terror. Finalmente, Asher muere en el espacio; Whitney da a luz; Dougie sufre otra pérdida traumática.

Es como si el mundo se estuviera doblegando a su voluntad. Sus lágrimas de felicidad, después de dar a luz sola, quizás traduzcan una certeza: no necesita a Asher, al menos de la forma en que creía necesitarlo. Ella tiene el dinero de su familia, experiencia en bienes raíces, los diseños de casas pasivas y es la única que puede conducir un programa de HGTV. En lugar de convertirse en el heredero de Asher, el bebé se convierte en su reemplazo, su nuevo compañero masculino, uno que puede compartir la pantalla en la segunda temporada de Green Queen. Puede crecer y convertirse en una versión mejorada de Asher. Después de todo, solo necesita una pequeña dosis de autoestima.

El final de The Curse quizás represente el deseo de Whitney, cuando su vida, por un momento, dejó de ser una puesta en escena y un simulacro.

La temporada 1 de The Curse (La Maldición) está disponible en Paramount+.

Crítica Pobres Criaturas (Poor Things) | El diablo en el cuerpo

Pobres Criaturas es un milagro cinematográfico, que presenta a un personaje liberado de todo tabú social para convertirla a fuerza de instinto en una heroína...

Pobres Criaturas: Yorgos Lanthimos explica su fábula sexual protagonizada por Emma Stone

El director griego cuenta cómo hizo su nueva película, Pobres Criaturas, su relación con Emma Stone y por qué el sexo sigue siendo un tabú en Hollywood.

La Maldición (The Curse): Emma Stone, vida sustentable y micropenes

La serie de Paramount+, La Maldición, presenta una versión psicodélica de los reality shows, un espacio masivo para narcisistas que interpretan una ficción...