Search
Close this search box.

Roald Dahl a través de la lente de Wes Anderson

wes anderson roald dahl
Más allá de la apariencia de cuentos de hadas de sus adaptaciones, Wes Anderson se sumerge en los rincones oscuros de la mente de Dahl para cuestionar la relación intrínseca entre el autor y su obra.

La Maravillosa Historia de Henry Sugar, El Cisne, El Cazador de Ratas y Veneno: las recientes adaptaciones de las obras de Roald Dahl realizadas por Wes Anderson para Netflix son tan teatrales y específicas que podrían representarse en casi cualquier escenario con un pequeño elenco y un presupuesto modesto.

Los personajes cuentan la historia mientras nos miran directamente, involucrando a la audiencia implícita; los asistentes obedientes cambian escenografía y ayudan con cambios de vestuario y maquillaje justo frente a nuestros ojos. La acción es tan decididamente analógica que parece un manifiesto a favor de la antigua artesanía teatral en una era cinematográfica dominada por los gráficos CGI: nuestras mentes deben llenar los huecos cuando, por ejemplo, un tren pasa justo sobre un personaje o un hombre parece levitar varios pies sobre el suelo. Esta narrativa muestra todas sus costuras. La pregunta es: ¿por qué?

wes anderson roald dahl
La Maravillosa Historia de Henry Sugar, Wes Anderson, Netflix

Las capas narrativas de las adaptaciones de Wes Anderson de Roald Dahl

¿Y qué estamos realmente viendo? Aquí tenemos a uno de los cineastas más distintivos del siglo XXI adaptando cuentos cortos para una serie de obras de teatro filmadas para un servicio de transmisión, y de alguna manera tiene total sentido. Netflix parecía no saber cómo manejar estas adaptaciones: los cuatro cortometrajes se ubican en su catálogo sin ninguna conexión, a pesar de que Ralph Fiennes interpretando a Roald Dahl, aparece en cada uno como un anfitrión paternal, guiándonos hacia el inframundo de la imaginación del autor.

Estas son las obras menos cursis que Wes Anderson ha hecho jamás. No hay colores pasteles, apenas un rastro de capricho existencialista desafectado. Pero hay un propósito detrás de la saga, no desconectado de la prominencia de Dahl. A lo largo de la serie, Anderson nos saca abruptamente dentro y fuera de la historia, animándonos a pensar de manera activa e incluso escéptica sobre lo que nos está contando.

Este distanciamiento intencional ha sido desde hace mucho tiempo un efecto secundario de la tendencia de Anderson a superponer historias dentro de otras historias. Los Excéntricos Tenenbaums comienza con un plano de un libro de biblioteca con el mismo nombre, implicando una base literaria; El Gran Hotel Budapest comienza con una mujer visitando el santuario de un autor cuyo libro contiene la trama de la película; Asteroid City -la película más reciente de Wes Anderson-, es una obra de teatro que parece una película enmarcada dentro de un documental en blanco y negro de televisión que captura la realización de esa obra.

Cada plano de Asteroid City está tan cuidadosamente compuesto como una pintura o como un cuadro viviente que realmente se mueve y habla. Mientras la mayoría de las películas te sumergen en hazañas naturalistas destinadas a sentirse reales, las de Anderson te empujan continuamente con su artificialidad, su absurdo, su autoconciencia.

wes anderson roald dahl
La Maravillosa Historia de Henry Sugar, Wes Anderson, Netflix

La Maravillosa Historia de Henry Sugar

La Maravillosa Historia de Henry Sugar -que Dahl publicó en una colección de cuentos en 1977-, ha sido mencionada por Wes Anderson como una de las primeras inspiraciones para su hábito de anidar narrativas una dentro de otra.

La historia gira en torno a un hombre rico y narcisista (Benedict Cumberbatch) que se topa con un cuaderno manuscrito en la biblioteca de la casa de campo de un amigo, alterando drásticamente el rumbo de su vida. El relato que Henry lee es un testimonio en primera persona de un encuentro con un artista, quien a su vez narra su propia biografía peculiar. Sumado a esto está la propia narración de Dahl, tal como lo hace Anderson, creando de repente varias capas de profundidad en una gran narrativa metaficcional.

Lo que se desarrolla durante los aproximadamente 40 minutos es fantástico: Henry lee el testimonio escrito de un médico (Dev Patel) sobre su encuentro con un hombre (Ben Kingsley) que aprendió a ver sin sus ojos; ese hombre luego relata la historia del yogui (Richard Ayoade) que le enseñó a enfocar el potencial disperso de su mente.

Con fondos bidimensionales pintados: una jungla bulliciosa para el yogui, un salón eduardiano sin vida para el apartamento de Henry en Londres, y asistentes de escenario que ayudan con efectos especiales y cambios de vestuario, La Maravillosa Historia de Henry Sugar se presenta como un libro pop-up. El ritmo es ágil; las actuaciones deliberadamente comedidas. Lo que estamos viendo es un análisis de cómo se construyen las películas y las obras de teatro: todos los elementos que contienen, los trucos en los que se basan, el artificio que emplean para cautivarnos.

wes anderson roald dahl
El Cazador de Ratas, es Anderson, Netflix

El Cisne, El Cazador de Ratas y Veneno

Si La Maravillosa Historia de Henry Sugar es un cuento optimista (un hombre cambia irreversiblemente por un libro), las otras tres historias de Dahl son mucho más oscuras. En El Cisne, un hombre interpretado por Rupert Friend cuenta cómo, cuando era niño, fue acosado casi hasta la muerte un día por dos chicos mayores casualmente crueles (también interpretados por Friend). El Cazador de Ratas utiliza a Friend y Ayoade como dos hombres en un pueblo plagado de ratas, que tienen un encuentro profundamente perturbador con un exterminador parecido a un roedor interpretado por Fiennes. 

En Veneno, Cumberbatch, Patel y Kingsley se reúnen para contar una historia sobre un hombre amenazado por una serpiente letal que revela algo de su propio veneno. Abundan las imágenes animalísticas: las personas, sugieren las tres historias, sacrifican algo profundo cuando pierden su humanidad. De estas, El Cisne se aleja más del material original, es decir, no mucho, porque Wes Anderson tiene personajes en cada corto que leen el texto prácticamente de forma textual. Aún así, el hecho de que Friend cuente lo que le sucedió a su yo más joven confirma que en realidad sobrevive, una garantía que la historia original de Dahl retiene hasta el final.

wes anderson roald dahl
La Maravillosa Historia de Henry Sugar, Wes Anderson, Netflix

Roald Dahl en la era de la controversia a través de los cortos de Wes Anderson

En 2021, Netflix compró la Roald Dahl Story Company y los derechos de adaptación de su archivo en un acuerdo valorado en más de 600 millones de dólares. Es una adquisición espectacularmente cara que ha sido socavada por el escrutinio reciente sobre el antisemitismo y la misoginia de Dahl. Penguin Random House decidió suprimir de las nuevas ediciones algunos componentes desagradables de sus libros para niños, provocando una protesta que los llevó también a seguir publicando las versiones “clásicas”. 

Al principio, las selecciones de Wes Anderson de la literatura de Dahl parecían aleatorias. Sin embargo, no son solo una adaptación fiel de Dahl, sino más bien un tratado sobre la moralidad intrínsecamente cuestionable del autor -incluso indefendible-, que al mismo tiempo es vital de la narrativa.

No solo se trata de adaptar las historias de Dahl, sino también de construir toda la serie en torno a él, en la que el escenario más realista en pantalla es una recreación meticulosa de la habitación en la que Dahl escribió. Esto hace que la conexión entre el autor y las tramas sea inseparable. Si Anderson no nos permite perder el rumbo de lo que estamos viendo, es porque nos invita a observar desde diferentes perspectivas, mostrándonos cómo las cosas cambian y mutan según nuestra visión. 

wes anderson roald dahl
El Cisne, Wes Anderson, Netflix

Al  hacer que Friend interprete al niño acosado, su yo adulto y a los adolescentes que lo atormentaron en El Cisne, Wes Anderson parece reconocer la crueldad inherente al sistema educativo del internado, del cual Dahl escribió extensamente. Considera cómo esa experiencia pudo haber influido en la crueldad y misantropía de Dahl como adulto.

También podríamos notar que la serie de cortos comienza con La Maravillosa Henry Sugar, donde un hombre encuentra redención, y termina con Veneno, donde un hombre es irreparable. La aceptación clara de Dahl de la toxicidad del racismo en esta última historia hace que sus prejuicios personales sean tan difíciles de aceptar. Sin embargo, estas posibles interpretaciones no son el punto principal. Lo más importante es que nos cuestionemos una y otra vez lo que estamos experimentando mientras nos dejamos llevar por ello, aunque sea un poco, a un lugar más iluminado y humano.

En Asteroid City, el elenco de la obra canta al unísono: “No puedes despertar si no te duermes”, una síntesis tan clara como nunca tendremos de por qué a Wes Anderson le encanta tanto sacarnos de su trabajo, para de pronto despertarnos.

LA MARAVILLOSA HISTORIA DE HENRY SUGAR

Dirección y Guion: Wes Anderson  Fotografía: Robert D. Yeoman  Música: Robin Baynton  País: Estados Unidos Año: 2023   Duración: 39 min.  Con Benedict Cumberbatch, Ralph Fiennes, Ben Kingsley, Dev Patel, Richard Ayoade, Rupert Friend.

Suscribite al newsletter de Revista Hush y recibí el mejor análisis de la cultura pop en tu mail

Avatar: La Leyenda de Aang: Netflix renueva la serie para las temporadas 2 y 3

Avatar: La Leyenda de Aang finalizará en la temporada 3.

"ARA San Juan: El Submarino que Desapareció" presenta su primer tráiler

Netflix lanza una docuserie sobre lo acontendico

'Berlín': Pedro Alonso habla sobre volver a su personaje de 'La Casa de Papel' para la serie precuela de Netflix

El actor español habla sobre el spin off Berlín, su personaje, la fama y su miedo a quedar encasillado.