REVIEW

Crítica Mira Cómo Corren (2022)

See How They Run

Crítica Mira Cómo Corren

Crítica Mira Cómo Corren

A Sangre Fría

Dirección: Tom George  Guion: Mark Chappell  Fotografía: Jamie Ramsay  Música: Daniel Pemberton  País: Estados Unidos  Año: 2022  Duración: 98 min.  Con Saoirse Ronan, Sam Rockwell, Adrien Brody, Ruth Wilson, David Oyelowo, Harris Dickinson, Sian Clifford, Reece Shearsmith, Pippa Bennett-Warner, Angus Wright, Tim Key, Pearl Chanda, Lucian Msamati.

EN CINES

2.5/5

See How They Run: A Sangre Fríao hay una novela de Agatha Christie sobre la muerte de Dios, pero el género policial de alguna manera la relata: cuando la Razón toma el lugar de la religión, aparecen las detective storiesEdgar Allan Poe inventa y define las reglas del género en 1841 con Los Crímenes de la Calle Morgue: un fetichismo de la inteligencia pura, del pensamiento al servicio de la ley, que construye la trama sobre las huellas vacías de lo real. Ese cuento inaugura la figura del investigador como el gran racionalista que protege la vida burguesa y resuelve un enigma a partir de una secuencia lógica de presupuestos, hipótesis y deducciones.

Si Arthur Conan Doyle popularizó el género con el personaje de Sherlock Holmes (1887) y Borges consiguió su perfección con La Muerte y la Brújula (1942), Christie es la Andy Warhol del policial clásico, la que lo serializó y reprodujo hasta el infinito al encontrar la fórmula química del best seller. ¿Cómo renovar un registro que utiliza sistemáticamente los mismos clichés? See How They Run (Mira Cómo Corren) es una película y su comentario, un intento de deconstruir la narración a través de la parodia, que asume las limitaciones del género al mismo tiempo que lo critica. 

Estamos en los 50’s, en el West End de Londres, en la fiesta por la función número 100 de La Ratonera (un policial escrito por Christie que se transformó en la obra más popular de la historia del teatro, con más de 70 años en cartel). El director de Hollywood arrogante, cínico y alcohólico contratado para hacer la adaptación cinematográfica, Leo Köpernick (Adrien Brody), es el narrador que va revelando los códigos, la estructura y las fórmulas que utiliza el género. Es algo más: un muerto inminente. “El personaje más desagradable de la historia es el primero en ser asesinado”.

Crítica Mira Cómo Corren
Sam Rockwell y Saiorse Ronan. Foto cortesía 20th Century Studios LA.
Crítica Mira Cómo Corren
Sam Rockwell y Saiorse Ronan. Foto cortesía 20th Century Studios LA.

Es en la tensión entre el discurso y su puesta en escena que Mira Cómo Corren busca el efecto cómico, un juego de espejos en el que además los personajes son actores de una obra policial y sospechosos de un crimen. El cadáver de Köpernick es hallado en la escenario del teatro y la policía -el hastiado detective Tom Stoppard (Sam Rockwell) y su entusiasta asistente Stalker (Saiorse Ronan)- investiga al elenco de La Ratonera, un plantel de compañeros resentidos con buenos motivos para haberlo asesinado.

El director Tom George intenta escapar de las fórmulas del género aplicando las fórmulas del género, y hace de Mira Cómo Corren una máquina-cliché llena de comentarios autoconscientes que termina siendo lo mismo que critica. Por momentos la película funciona con los flashbacks de los encuentros de Köpernick con el guionista de la adaptación, Mervyn Cocker-Norris (David Oyelowo), un duelo ideológico sobre los códigos narrativos del policial que George utiliza de manera experta para lograr un efecto de contraste con la diégesis de la historia.

Cada personaje tiene su tiempo en pantalla- el detective de La Ratonera Richard Attenborough (Harris Dickinson), la empresaria Petula Spencer (Ruth Wilson), el director de la obra John Woolf (Reece Shearsmith)-, pero George se desvía de la trama de la investigación para enfocarse en la disfuncionalidad de la pareja de policías: Sam Rockwell parece sincero al hacer de Stoppard un agente tan desgastado que siempre parece que quisiera estar en otra parte, preferentemente en un bar y con un vaso en la mano; Ronan como la novata encendida y naïf es como todas las figuras de la película: estereotipos al borde de su límite kitsch. 

La dupla eclipsa la trama, al punto de que en un largometraje whodunit (quiénlohizo), el asesino deja de importar. Una falta de equilibrio narrativo que hace avanzar sin tensión la búsqueda del culpable. El mejor género policial es el álgebra de la forma analítica que trabaja la realidad como rastro, como sinécdoque criminal. Mira Cómo Corren se conforma con ser una catálogo de referencias y un pie de página explicativo que diluye su cinismo en el respeto por la obra de Christie, para terminar siendo la puesta en escena de las palabras de Köpernick: “es un whodunit : si viste uno, los has visto todos”.

Moonage Daydream: Homo Superior
★★★★★ 4/5 Moonage Daydream no es lo que se supone que debe ser un documental. No es la biografía de David Bowie, es la biografía de su sensibilidad. No...
Barbarian: Luz que Agoniza
★★★★★ 3/5 Signo de los Tiempos: el hombre es el lobo de la mujer. Con Barbarian (Bárbaro), Zach Cregger no intenta reescribir el género terror, pero le...
Cuando la Miro: Primer Plano
★★★★★ 3/5 Nunca miramos sólo una cosa: miramos la relación entre las cosas y nosotros mismos. Lo que sabemos o creemos saber afecta el modo en que vemos...