DOSSIER

Evolución de Black Widow en el Cine

Black Widow

Black Widow en el cine
Películas de Black Widow

Sustancia erótica, inteligencia, destreza física y un pasado trágico: la evolución de Black Widow en el cine es la de una heroína arrepentida. De Iron Man 2 a Black Widow, la historia detrás de una precuela que parece haber llegado demasiado tarde.

Black Widow en Cinelack Widow Movie es la primera película de la Fase Cuatro de Marvel Studios, iniciando una nueva era para el Universo Cinematográfico del estudio. Dará una idea de los orígenes de uno de los Vengadores fundadores: Natasha Romanoff se encuentra sola y obligada a enfrentarse a una peligrosa conspiración vinculada a su pasado. Debe lidiar con su historia como espía y las relaciones rotas que dejó a su paso mucho antes de convertirse en Vengadora.

Black Widow está preparada para presentar una gran cantidad de personajes nuevos, incluida Yelena Belova, interpretada por Florence Pugh, quien se hará cargo del manto de la Viuda Negra en el futuro del MCU. No sólo revelará parte de la historia de fondo de Natasha Romanoff, mientras lanza una posible franquicia para otra superhéroe femenina, sino que también será un reflejo de los movimientos Me Too y Time’s Up: mujeres que ayudan a otras mujeres, que sacan a otras mujeres de una situación muy difícil. 

Más allá de lo emocional que pueda llegar a resultar esta narración y de las intenciones de todo el equipo de producción de ahondar en el pasado de Nat, se siente como si fuera demasiado tarde para darle profundidad a un personaje que siempre fue tratado con desidia.

Black Widow en Cinevengers: Endgame no sólo es el cierre de la Saga del Infinito, sino también es el último capítulo en la vida del único miembro femenina de Los Héroes Más Poderosos de la Tierra: Natasha Romanoff, alias Black Widow. Dada su desgarradora muerte en la última entrega de los Vengadores, no hay ningún otro lugar al que pueda ir la historia cinematográfica de Nat, excepto el pasado, y es extraño que haya tenido que esperar 10 años para obtener una película en solitario. 

El Marvel Cinematic Universe presentó a Black Widow en Iron Man 2 de 2010, pero su presencia provocó el amor desmedido de los fanáticos en The Avengers de 2012, después de la cual parecía que un spin off de la Viuda Negra era inevitable. Pero la espera fue prolongada. 

Fue en 2014 cuando Kevin Feige, presidente de Marvel Studios, dijo que estaban considerando un film protagonizado por la espía rusa. En 2016, ante la presión de los medios especializados y del fandom, las declaraciones del estudio, que a esta altura eran poco convincentes, decían que Marvel estaba ‘comprometido creativa y emocionalmente’ en producir un spin-off de Romanoff.

Black Widow en el cine
Black Widow películas

 ¿Qué sucedió después de 2016 que permitió que el estudio avance con una película? El año anterior se había disuelto el Comité Creativo de Marvel Studios. Hasta entonces, las películas eran supervisadas por el director ejecutivo de Marvel Entertainment, Ike Perlmutter. A partir de la disolución de este comité, Kevin Feige tuvo la libertad creativa para reestructurar el MCU y ser supervisado sólo por Alan Horn, quien en ese momento era Presidente de Walt Disney Studios. 

Perlmutter y Feige llevaban diez años de pujas interminables. Feige era el productor responsable detrás del éxito arrollador de Marvel Studios, mientras que Perlmutter, mayor accionista de Disney, íntimo amigo de Trump y conservador en extremo, era quien bloqueaba cada intento por renovar la franquicia. En su libro The Ride of a Lifetime de 2019, Bob Iger, el CEO de Disney, escribió que los cambios estructurales sirvieron no sólo para calmar las asperezas entre ambos, sino también para dar luz verde a las producciones de Marvel que habían sido vetadas por Perlmutter. 

“Tuvimos la oportunidad de hacer una gran película y mostrar un segmento de Estados Unidos subrepresentado, y esos objetivos no eran mutuamente excluyentes”, escribió Iger. “Llamé a Ike, le pedí que su equipo dejara de poner obstáculos y ordené que pusiéramos tanto Black Panther como Captain Marvel en producción”. El comité creativo se disolvió. Y, por supuesto, ambas películas recaudaron 2.476 millones de dólares a nivel mundial”.

Pero, ¿por qué quitar poder a Perlmutter y dárselo a Feige cambió las cosas? Para eso tendríamos que revisar las opiniones de Perlmutter sobre las superheroínas y el fandom femenino. En 2015, en uno de los correos electrónicos filtrados por un ex ejecutivo de Sony Pictures, Perlmutter da una lista de las películas de heroínas femeninas que habían sido un fracaso rotundo, entre ellas Electra, Catwoman y Supergirl. 

Dejando de lado el hecho de que hubo muchos largometrajes de superhéroes que también lo hicieron, el ejecutivo parecía estar bajo la creencia de que no había audiencia para una película encabezada por un personaje femenino. Lo mismo opinaba sobre el merchandising: en el mismo año redujo la producción de juguetes bajo la marca Black Widow porque creía que los productos de superhéroes para niñas no tendrían ventas. 

En 2017, Warner obtiene un éxito de taquilla cuando lanza Wonder Woman. La película que tiene como protagonista a Diana Prince, es la cuarta entrega del DC Extended Universe, obtiene una recaudación de 822 millones de dólares y obtiene críticas mixtas, pero alentadoras. Marvel aún continuaba en desarrollo de sus proyectos con sus heroínas. 

Después del éxito arrollador de Avengers: Infinity War, Marvel Studios estrena The Ant-Man and the Wasp, consagrando a la Avispa como la primera mujer que aparece en un título de una película del MCU. Ocho meses más tarde se estrena Captain Marvel, con Brie Larson como Carol Danvers, que recauda 1.128 millones de dólares y destroza la afirmación de Ike Perlmutter sobre las heroínas como protagonistas de películas. 

Black Widow en el cine
Evolución de Black Widow en el cine

Black Widow en Cinein embargo, el personaje de Natasha Romanoff continuaba siendo relegado. Tras su muerte en Avengers: Endgame, era el momento de centrarse en la película en solitario de la Viuda Negra.

En 2004, cuatro años antes del comienzo oficial del MCU con Iron Man, el actor y guionista David Hayter, luego conocido por sus trabajo en X-Men y Watchmen, fue contratado por Lionsgate para escribir el borrador de la que iba a ser la primera película de Black Widow. Tras el éxito de cintas como Tom Raider y Kill Bill, parecía el momento adecuado para la superheroína, pero ante el fracaso de BloodRayne y Ultra-violet, el estudio desistió de sus planes, lo que fue una decepción para Hayter, declarado fan del personaje.

Tras su debut en la mediocre Iron Man 2, en la que su papel secundario hipersexualizado apenas fue percibido, el personaje tuvo que esperar hasta el estreno de The Avengers de 2012 para poder brillar con luz propia en pantalla grande, rodeada de sus cinco compañeros de equipo. Joss Whedon parecía la elección perfecta para honrar a Nat, debido a su perfecta caracterización de personajes femeninos fuertes y complejos. 

Black Widow estaba en las mejores manos y sólo podía evolucionar, como demostró en Captain America: The Winter Soldier de 2014. En Avengers: Age of Ultron de 2015, Whedon introdujo un polémico romance entre Natasha y Bruce Banner que nunca había tenido contrapartida en los cómics. Además de una inexistente química entre los dos personajes, la explicación de Whedon de por qué los dos eran una buena pareja revolucionó las redes y provocó que el guionista/director fuese acusado de sexismo y misoginia.

Whedon abandonó Twitter a causa de las críticas, aunque luego trató de explicar que lo que hacía que ella se sintiese como un “monstruo” era su pasado como asesina y no su infertilidad. El daño ya estaba hecho y el personaje no volvería a recuperar su verdadera personalidad hasta Captain America: Civil War de 2016, en la que se puso del lado de Steve Rogers para enfrentarse a Iron Man y al resto de sus compañeros que apoyaban el bando pro-registro en los Acuerdos de Sokovia.

Los hermanos Russo prefirieron dejar de lado la relación entre Banner y Romanoff, y cuando ambos se reencontraron en Avengers: Infinity War (2018) y Avengers: Endgame (2019), no parecía haber más que un melancólico recuerdo de lo que pudo ser y no fue. 

La historia de la Viuda Negra está llena de espionaje, ballet, ingeniería genética, romances y una búsqueda constante de la identidad y la expiación por los pecados cometidos en el pasado. Haciendo honor a su homónima arácnida, Natasha Romanoff es sigilosa y letal. 

Su desarrollo como personaje en el MCU comienza con la caída de SHIELD y, por recomendación de Steve Rogers, Nat construye una nueva identidad poniendo su vida al verdadero servicio del mundo: pierde la confianza en las instituciones, le dala espalda a Tony Stark, no firma los Acuerdos de Sokovia y junto al Cap lidera The Secrets Avengers.

Luego del fracaso frente a Thanos en la Guerra del Infinito, el dolor de Natasha fue incomparable. Su sentimiento de culpa iba más allá del narcisismo de Iron Man y Thor por haber fallado o la tristeza por lo perdido de Steve. Black Widow se sintió culpable por existir. Cuando Scott Lang aparece con la idea de viajar en el tiempo para recuperar a los desaparecidos en la Decimation, Nat sólo busca rescatar a la familia de Clint Barton, el arquero conocido como Hawkeye: salvar a Barton es lo único que puede resarcir su deuda con la vida, limpiar sus errores del pasado. Fue él quien la reclutó para SHIELD y sabiendo quién era, no la juzgó.

En Vormir, después de una desgarradora lucha con Barton, Natasha se deja caer al vacío para obtener la Soul Stone, no sin antes decirle a Clint que quiere y necesita hacerlo. La muerte de Black Widow no es un sacrificio: es un pago. Al final de su vida, su cuenta está saldada. El intercambio de la vida de Nat por la Gema del Alma, ayudó a los Vengadores a restaurar el universo y Hawkeye a recuperar a su familia.

NOTAS RELACIONADAS
Black Widow en Cine
Sustancia erótica, inteligencia, destreza física y un pasado trágico: la evolución de Natasha Romanoff en el cine es la de una heroína arrepentida. De Iron Man 2 a Black Widow, la historia detrás de una precuela que parece haber llegado demasiado tarde.
Black Widow: La Heroína Arrepentida
★★★★★ 2,5/5 Black Widow tiene su estreno a la sombra de Avengers: Endgame (2019). Opera como una falsa despedida para el personaje y una introducción para Yelena Belova. El filme funciona como un thriller intrascendente que le da a Natasha Romanoff el escenario propio que se ha ganado por permanencia durante más de una década. El relato hace todo lo posible por justificar su propia existencia, y no lo logra.