Search
Close this search box.

Adiós a Matthew Perry: El icono de ‘Friends’ falleció a los 54 Años

Matthew Perry
Su habilidad para mezclar sarcasmo y dulzura lo convirtió en un referente de la comedia televisiva.

Matthew Perry, el actor que se convirtió en una superestrella de la televisión interpretando a Chandler Bing en la comedia de situación de la NBC, Friends, falleció. Tenía 54 años.

Este sábado, Perry fue hallado en su hogar de Los Ángeles, sumergido en un hidromasaje, según informaron fuentes policiales al Los Angeles Times. Las autoridades llegaron a su domicilio alrededor de las 4 p.m. y lo encontraron inconsciente.

Aunque Perry alcanzó un enorme éxito como parte de Friends, uno de los programas más exitosos de todos los tiempos, también luchó contra el abuso del alcohol y las drogas durante décadas.

Chandler Bing: El viaje de Matthew Perry en Friends

Friends estrenó su primera temporada en 1994, su trama seguía las vidas de seis jóvenes neoyorquinos que intentaban encontrarse a sí mismos mientras se apoyaban mutuamente. A través de sus problemas una sola cosa permanecía constante: estos amigos siempre estaban para ayudarse, pase lo que pase.

El programa tocó la fibra sensible de la Generación X, llena de sueños y pocas oportunidades en un mundo que comenzaba el proceso de globalización, por lo que se convirtió en una potencia en cuanto a la audiencia. Tuvo un promedio de 25 millones de espectadores por cada episodio, lo que lo llevó a posicionarse como uno de los 10 programas principales de la televisión estadounidense en horario estelar durante sus 10 temporadas.

Al igual que sus compañeros de reparto, Jennifer Aniston, Courteney Cox, Lisa Kudrow, Matt LeBlanc y David Schwimmer, Perry era relativamente desconocido cuando consiguió el papel. Los creadores del programa, Marta Kauffman y David Crane, sabían que para que Friends funcionara, tenía que haber química entre ellos.

“Fue un largo proceso de selección”, dijo Kauffman en una entrevista de 2019. Chandler resultó ser el personaje más difícil de elegir. “Marta y yo pensábamos que Chandler está mal escrito”, agregó Crane. “Entonces Matthew vino y pensamos, ‘Oh, bueno, ahí lo tienen. Hecho. Ese es el tipo'”.

El problema era que Perry tenía un contrato para protagonizar otra nueva serie sobre un aeropuerto futurista. Por mucho que los productores de Friends lo quisieran, no podían tenerlo. Jon Cryer, Jon Favreau y Craig Bierko fueron algunos de los que se audicionaron para interpretar al personaje y estuvieron cerca de obtener el papel.

Pero el programa de Perry fue cancelado, y él fue libre de firmar. A los 24 años, se convirtió en el miembro más joven del elenco y estaba claro que estaba destinado a interpretar el papel. Con un don para poner un giro sarcástico en cualquier intercambio, a Chandler se le dieron los mejores chistes del programa. Pero su tono mordaz ocultaba una inseguridad que también lo convirtió en uno de los más torpes del grupo. La incomodidad de Chandler llevó a algunas de las situaciones más divertidas del programa.

La sincronización de vanguardia de Perry, combinada con la habilidad para infundir al personaje con dulzura y vulnerabilidad, hizo que todo funcionara. En 2002, él y LeBlanc fueron nominados al Emmy por Mejor Protagónico Masculino en un Serie de Comedia, pero perdieron frente a Ray Romano de Everybody Loves Raymond.

A medida que la popularidad de Friends se disparaba, Perry se encontró en una montaña rusa emocional. “Salía vapor de mis orejas, quería ser famoso tanto”, dijo Perry en una entrevista de 2002 con The New York Times. “Quieres la atención, quieres el dinero y quieres el mejor lugar en el restaurante. No pensé en las repercusiones. Cuando [la fama] sucede, es como Disneylandia por un tiempo. Para mí duró unos ocho meses, este sentimiento de ‘lo logré, estoy emocionado, no hay ningún problema en el mundo’. Y luego te das cuenta de que no logra nada, ciertamente no está llenando ningún vacío en tu vida”.

Sin embargo, Friends lo hizo muy rico. Los seis protagonistas recibían $22,500 dólares cada uno por episodio cuando comenzó el programa, pero a medida que la popularidad de la sitcom aumentaba, también sus salarios. Durante las temporadas nueve y diez, y cada actor recibió $1 millón de dólares por episodio.

Matthew Perry
Metthew Perry en Friends

Matthew Perry: El precio de la fama y la batalla contra las adicciones

A medida que aumentaban las presiones de la fama, Perry recurrió al alcohol para aliviar la tensión. En 1997, tuvo un accidente de moto de agua. Esto lo llevó a tomar analgésicos, lo que derivó en varios años de abuso de Vicodin. Ingresó a rehabilitación en 2001. Durante una entrevista poco después de su alta médica, admitió que recordaba poco acerca de las últimas tres temporadas de Friends debido a su consumo de alcohol.

En una historia de la revista People de 2013, reveló que no se mantuvo sobrio hasta los 43 años. Ese año, convirtió su antigua casa de playa en Malibú en una residencia para hombres sobrios llamada The Perry House. Comenzó a abogar por el tratamiento en lugar del encarcelamiento para los delincuentes que consumían drogas y dedicó tiempo y recursos a ayudar a otros adictos.

“No puedes tener un problema de drogas durante 30 años y luego esperar resolverlo en 28 días”, dijo a The Hollywood Reporter en 2015. “He tenido muchos altibajos en mi vida y muchos maravillosos elogios, pero lo mejor de mí es que si un alcohólico se me acerca y dice: ‘¿Me ayudarás a dejar de beber?’ Yo diré, ‘Sí. Sé cómo hacerlo'”.

Matthew Langford Perry nació el 19 de agosto de 1969 en Williamstown, Massachusetts. Su madre, Suzanne Marie, era una periodista canadiense que se desempeñó como secretaria de prensa del primer ministro Pierre Trudeau. Su padre, John Bennett Perry, era un actor estadounidense y ex modelo conocido por la serie policial de la ABC 240-Robert, que se transmitió desde 1971 a 1981.

Sus padres se divorciaron poco después de su nacimiento, y su madre se mudó de Massachusetts y se instaló en Ottawa. Se casó con Keith Morrison, un periodista conocido por la serie de NBC, Dateline. Creciendo en Canadá, Perry asistió a la Escuela Secundaria West Carleton y al Ashbury College. De adolescente, mostró talento para el tenis y, por un tiempo, entrenó para ser profesional. Este sueño quedó en el olvido cuando Perry tenía 15 años y se mudó a Los Ángeles para vivir con su padre.

“Dejar el tenis no fue realmente una decisión que tuve que tomar”, dijo el actor a la revista Men’s Health en una entrevista de 2012. “Era un muy buen jugador de tenis en Ottawa, Canadá, tenía un rango nacional cuando tenía, como, 13 años. Luego me mudé a Los Ángeles cuando tenía 15 años, y todos en Los Ángeles simplemente me destruyeron. Fui bastante bueno en Canadá. No tanto en Los Ángeles. Fue una locura. Me di cuenta de que no estaría jugando tenis para vivir, así que opté por la actuación”.

Su regreso a la televisión

El debut televisivo de Perry fue en 1979 cuando su padre le consiguió un pequeño papel en un episodio de 240-Robert. Cuando tenía 15 años, Perry estudió actuación en The Buckley School en Sherman Oaks, y luego perfeccionó sus habilidades cómicas con clases de improvisación en L.A. Connection durante la escuela secundaria.

Después de hacer cameos como invitado en las comedias Charles in Charge en 1985 y Silver Spoons en 1986, se convirtió en regular en la comedia de Fox de 1987-88, Second Chance, sobre un hombre muerto (Kiel Martin) que regresa a la Tierra para guiar a su yo adolescente más joven (Perry). Poco después de su debut, la serie fue renovada y renombrada Boys Will Be Boys para centrarse en las travesuras del personaje de Perry y sus amigos adolescentes.

Perry hizo una impresionante aparición en tres episodios en Growing Pains (1989) como el novio de Carol Seaver (Tracey Gold) que muere en un accidente de tráfico por conducir ebrio. Interpretó al hermano menor de Valerie Bertinelli en 1990 en la comedia Sydney y apareció en episodios de Highway to Heaven, Empty Nest, Who’s the Boss? y Beverly Hills, 90210.

Una aparición como invitado en 1992 en la comedia de HBO Dream On lo puso en el radar de sus creadores, Kauffman y Crane. Recordaron al joven actor cuando estaban preparando su próximo programa: Six of One, que eventualmente se convirtió en Friends.

En la cúspide de Friends, Perry intentó convertir su fama en una carrera cinematográfica (había hecho su debut en la pantalla grande en A Night in the Life of Jimmy Reardon de 1988). Su esfuerzo más exitoso fue quizás The Whole Nine Yards (2000), en la que interpretó a un dentista manso que se involucra con un asesino a sueldo notorio (Bruce Willis). Recaudó más de $100 millones en todo el mundo y generó una secuela en 2004.

Sus otras incursiones en la pantalla grande incluyeron Fools Rush In (1997), Almost Heroes (1998), Three to Tango (1999) y Serving Sara (2002). Cuando estos fracasaron en generar mucho interés, Perry regresó a la televisión y protagonizó Studio 60 on the Sunset Strip (2006), Mr. Sunshine (2011) y Go On (2012), pero ninguno superó una temporada.

Un reinicio en 2015 de The Odd Couple, en el que interpretó a Oscar Madison junto a Thomas Lennon como Felix Unger, llegó a la mitad de la tercera temporada antes de ser cancelado.

Perry tuvo mejor suerte prestando sus talentos en papeles de apoyo. Obtuvo nominaciones al Emmy en 2003 y 2004 por su trabajo en West Wing como Joe Quincy, un abogado republicano contratado como asesor asociado de la Casa Blanca por la administración demócrata del presidente Bartlet. Como el astuto político Mike Kresteva, Perry compitió contra el esposo de Alicia Florrick, Peter, por el cargo de gobernador de Illinois en The Good Wife (2012). Kresteva regresó para varios episodios en el spin-off de 2017 de la serie, The Good Fight.

En 2006, recibió su cuarta nominación al Emmy por su actuación en The Ron Clark Story, interpretando a un maestro de la vida real que renuncia a la comodidad de su pequeño pueblo para hacer una diferencia en el sistema escolar público de la ciudad de Nueva York.

The End of Longing, una obra de teatro escrita e interpretada por Perry, debutó en 2016 en el Playhouse Theatre del West End de Londres. Una oscura y cómica historia sobre un cuarteto de almas perdidas reflexionando sobre los misterios de la vida mientras beben toda la noche en un bar de Los Ángeles, presentaba a Perry como Jack, un borracho que el actor describió como una versión exagerada de sí mismo. Al año siguiente, llevó The End of Longing a off-Broadway y al Lucille Lortel Theatre.

Perry nunca se casó. Sus memorias, Friends, Lovers and the Big Terrible Thing, se publicaron en 2021.

The Bad Batch: Palpatine y la traición al Código Sith
El Emperador desafía la Regla de Dos Sith en su búsqueda de inmortalidad, planteando dudas sobre el verdadero papel de Darth Vader.
The Bad Batch: La conexión de Omega con la Fuerza y el plan de Palpatine
La temporada 3 de The Bad Batch sacude la historia de Star Wars hasta el núcleo con sus revelaciones. ¿Pero qué implicaciones tiene para Omega y Palpatine?
The Bad Batch: Qué es el Proyecto Nigromante
Gracias a la tercera temporada de The Bad Batch, Star Wars reveló por completo el secreto detrás de la resurrección del Emperador Palpatine.