Search
Close this search box.

Crítica Vikings Valhalla: El Ocaso de los Dioses

critica Vikings Valhalla
Vikings Valhalla es prometedora, ofrece un nuevo y emocionante lote de personajes, pero necesita apoyarse en más de sus puntos fuertes en lugar de intentar volver a recorrer el camino de la historia.

Crítica Vikings Valhalla temporada 1

Después de seis temporadas en History Channel, Vikings regresa al espíritu de la época con Vikings: Valhalla. Con Jeb Stuart de regreso como showrunner y Michael Hirst como productor ejecutivo, abarca la historia de Vikings más de un siglo después de los eventos de la primera serie.

Mientras que el original se centró en el primer encuentro de los vikingos con Inglaterra, Valhalla captura el choque de dos culturas después de que una ya ha sido afectada por la otra. Personajes históricos como Freydís Eiríksdóttir, Harald Sigurdson, King Canute y Leif Erikson, juegan un papel importante en la serie. Ahora, en lugar de estar unidos bajo una sola bandera como lo estaban Ragnar, Lagertha, Rollo y Floki, hay intereses, religiones y objetivos en competencia.

Al igual que la primera serie, Valhalla no rehuye el aspecto histórico de la cultura vikinga. Por supuesto, a menudo tuerce o refunde algún acontecimiento en favor del drama, pero difícilmente podemos culparlos por ello. Los eventos que inspiraron las leyendas que todavía recordamos se desarrollan en un campo de batalla emocionante con mucha tensión y derramamiento de sangre. Si bien en la serie no falta acción, también hace todo lo posible para establecer vínculos entre los personajes en la pantalla.

Cuando comienza Valhalla, nos encontramos con Leif Eriksson (Sam Corlett) y su hermana Freydis (Frida Gustavsson) cuando llegan a Noruega después de dejar su hogar en Groenlandia. Aunque todos son vikingos, los groenlandeses son extraños en muchos sentidos. Con una opinión generalmente negativa del cristianismo, hay un cambio inmediato en el estado de ánimo de los escandinavos, en especial los que se han convertido o han nacido en la nueva fe.

Leif, y en particular su hermana Freydis, todavía adoran a sus dioses y las tensiones entre paganos y cristianos son altas. Después de su tiempo en Inglaterra, muchos de los vikingos que se convirtieron luego transmitieron la religión a sus hijos y solo recientemente regresaron a Noruega. Mientras que la religión pagana vikinga recompensa las incursiones y el derramamiento de sangre, el cristianismo es mucho menos entusiasta sobre el tema. La desconexión entre la cultura y la nueva fe es un terreno nuevo y emocionante, en especial para los verdaderos creyentes. La serie no señala la hipocresía tanto como podría.

Vikings Valhalla temporada 1
Vikings Valhalla temporada 1

A pesar de las inclinaciones religiosas de Leif y Freydis, ambos rápidamente se hacen amigos de Harald, quien busca regresar a Inglaterra para vengarse después de la masacre del Día de San Brice que lo dejó sin padre. Después de verse obligado a aceptar la llegada de los vikingos a Inglaterra, el rey moribundo ordenó la masacre de todos los escandinavos. Los que sobrevivieron se vieron obligados a huir de sus hogares. Aunque Leif y su hermana tienen otros motivos para estar en Noruega, pronto se ven envueltos en la misión de Harald de regresar a Inglaterra después de que un incidente lo une a la causa.

Si bien hay ciertos aspectos de Valhalla que son realmente emocionantes, esta división intencional de la historia es inmediatamente desalentadora. En muchos sentidos, Freydis es uno de los personajes más interesantes del programa, como lo fue Lagertha como el personaje femenino principal en la serie original. Sin embargo, dividir la narración en dos, enviar a la mayoría de los personajes como Harald y Leif a Inglaterra para vengarse y saquear, mientras se deja atrás a Freydis para abrazar por completo su devoción por los dioses, arruina el ritmo del relato. 

Por supuesto, el compromiso de Freydis con su religión contrasta con los hombres que Leif encuentra y que violan y saquean en nombre de Cristo. Si el programa tiene una opinión sobre la religión, parece ser que casi ninguno de estos vikingos cristianos practica lo que predica, y es difícil no señalar el derramamiento de sangre como el efecto secundario de la audacia religiosa. Debido a que el programa a menudo coquetea con aspectos de lo sobrenatural, demostrando la existencia de dioses a través de videntes proféticos y divinos, a menudo es confuso cómo alguien puede presenciar una prueba sólida de sus dioses y decidir alejarse de ellos.

El diálogo religioso es el aspecto más interesante de Vikings: Valhalla. Cada personaje tiene un punto de vista diferente sobre su religión y cómo creen que deben adorar. Es la columna vertebral de gran parte de lo que sucede en la pantalla. Menos convincente es la política de la corte que ya está firmemente escrita en los libros de historia. El programa emplea a un niño-rey llamado Edmund (Louis Davison), que está haciendo su mejor imitación del rey Joffrey. Los conflictos cortesanos parecen inclinarse hacia el lado de Game of Thrones de intriga y traición, pero sin tanto entusiasmo o compromiso. Los conflictos surgen y se resuelven en un episodio, no hay tiempo suficiente para desarrollar esa tensión.

Vikings Valhalla critica
Vikings Valhalla temporada 1

Vikings Valhalla pasa su primera temporada en gran medida creando conflictos y presentando a los personajes. Serpentea a medida que avanza, pero en el episodio final, la temporada se siente como el primer arco de una historia. El espectáculo atrae con éxito. Nos deja queriendo saber más sobre Freydis y Harald, nos crea la intriga de cómo el descenso a la oscuridad de Leif va a influir en los eventos sucesivos. Pero parece que podríamos haber llegado a este punto antes. Sin embargo, mientras que los vikingos originales realmente solo tenían un puñado de personajes interesantes en su primera temporada, cada uno de los personajes secundarios es complejo.

La conducta de reina del hielo de Laura Berlin como Emma de Normandía tiene vínculos con Rollo, y sus alianzas inciertas con Earl Godwin (David Oakes) y el rey Canute (Bradley Freegard) son lo más destacado de una corte inglesa severa. La difícil relación de Harald con su medio hermano Olaf (Jóhannes Haukur Jóhannesson) se siente completamente libre pero llena de momentos intensos.

Al igual que su predecesora, el programa se enreda en detalles, quizás parte del problema con la adaptación de la historia. Te saca del ímpetu de una escena en Inglaterra para llevarte de regreso a los bosques de Noruega y cuando te hayas aclimatado a los templos y rituales paganos, estarás de vuelta en las afueras de Londres. 

Vikings Valhalla es prometedora, ofrece un nuevo y emocionante lote de personajes, pero necesita solucionar su problema de ritmo y apoyarse en más de sus puntos fuertes en lugar de intentar volver a recorrer el camino de la historia. Liberada de las ataduras del History Channel, abrazar una nueva narrativa podría ofrecer más emoción para futuras temporadas.

Suscribite al newsletter de Revista Hush y recibí el mejor análisis de la cultura pop en tu mail

The Witcher temporada 4: Liam Hemsworth es Geralt de Rivia en el teaser de la serie

Liam Hemsworth es el nuevo Geralt de Rivia en la penúltima temporada de The Witcher.

REVIEW | Aquaman: Andromeda #1

Aquaman: Andromeda cuenta con Ram V y Christian Ward colaborando en una historia evocadora para DC Black Label que no se centra en el héroe atlante.

REVIEW | Moon Knight #11 de Marvel

Atrapado entre salvar a un amigo o su nuevo hogar, Moon Knight se ve obligado a pedir ayuda a la última persona que desea, Khonshu, el dios que lo creó.