REVIEW

Crítica Prey (2022)

Prey

Critica Prey 2022

Crítica Prey

Selección Natural

Dirección: Dan Trachtenberg  Guion: Patrick Aison  Fotografía: Jeff Cutter  Música: Sarah Schachner  País: Estados Unidos  Año: 2022  Duración: 99 min.  Con Amber Midthunder, Dane DiLiegro, Stefany Mathias, Stormee Kipp, Dakota Beavers, Harlan Blayne Kytwayhat, Geronimo Vela, Mike Paterson.

DISPONIBLE EN STAR+

3/5

Prey: Selección Naturalar nueva vida a una franquicia popular de larga duración a veces puede considerarse inútil: no sólo puede resultar difícil recuperar la magia original de las circunstancias que hicieron que las primeras entregas sean exitosas, sino por lo complejo que es construir algo nuevo sobre un mundo preexistente sin riesgos de pisar y arruinar gran parte del  terreno narrativo.

Sin embargo, el director Dan Trachtenberg y el guionista Patrick Aison han descifrado la fórmula con Prey (Depredador: La Presa), una entrega que expande el lore de Predator, retrocediendo en el tiempo, mucho antes de que sucedan los eventos de la película estrenada en 1987. El resultado es un thriller de acción tenso y atractivo.

Prey es una especie de historia de origen para su extraterrestre titular, que ahora tiene la responsabilidad de vigilar el nuevo mundo en el que lo han dejado y debe probar hasta dónde puede llegar la selección natural en su forma más sangrienta, pero también funciona como viaje de la mayoría de edad para su heroína. 

Ambientada en las Grandes Llanuras en el otoño de 1719, la película comienza en un momento difícil de la historia estadounidense. La Nación Comanche aún puede gobernar esta porción de pradera, llanura y bosque, pero a sólo kilómetros de distancia hay un grupo de cazadores de pieles franceses hambrientos de dinero que saquean su camino a través de la vida silvestre del país. Dentro de la tribu, hay otros problemas: Naru (Amber Midthunder) está desesperada por demostrar su valía como cazadora y guerrera, pero la jerarquía dominada por hombres del grupo no está interesada en ver lo una chica puede hacer con un hacha.

Naru se encuentra con el escepticismo y la resistencia no sólo de los otros cazadores masculinos, sino también de su propia madre, que quiere que use las armas a su disposición para recolectar varias hierbas y plantas para una variedad de propósitos medicinales. Irónicamente, es el conocimiento de Naru tanto de la caza como de la recolección de recursos lo que luego demuestra que le da una ventaja sobre algunos de los hombres de su tribu, incluso aquellos que se enorgullecen de ser los mejores cuando se trata de derribar presas en su mira. 

Sin embargo, a pesar de sus detractores, Taabe (Dakota Beavers) siempre apoya las ambiciones de su hermana pequeña, y la relación entre ambos termina convirtiéndose en uno de los mejores anclajes emocionales de la película.

Depredador La Presa crítica
Amber Midthunder, Prey.
Crítica Depredador: La Presa
Amber Midthunder, Prey.

Por encima de toda la atractiva dinámica de la película, es la performance de Midthunder la que la hace funcionar, y demuestra ser más que experta en ser no sólo nuestra ventana a este mundo de supervivencia resistente y a veces cruel, sino una protagonista digna de apoyar hasta los créditos finales.

Si bien puede parecer que Naru tiene pocas posibilidades al tratar de enfrentarse a Predator, un guerrero extraterrestre con docenas de armas tecnológicas, el guion de Prey hace el movimiento inteligente de dejar que el conocimiento de Naru le dé una oportunidad de supervivencia. Ella sabe que en realidad no puede luchar contra este enemigo en un combate cuerpo a cuerpo, por lo que busca algo en lo que puede confiar: su familiaridad con esta tierra y cómo usarla para su beneficio en la lucha contra alguien más grande, más fuerte y mejor equipado.

Las películas anteriores de Predator se han esforzado menos en insistir en la motivación interna de estos invasores alienígenas y han proporcionado mucho más tiempo de pantalla a la cantidad de explosiones que se pueden acumular en un lapso de dos horas. Prey, en comparación, se siente como la primera instancia en mucho tiempo que realmente se enfoca en la filosofía del Depredador como personaje, y hay un terror que se desprende de darse cuenta de que su mentalidad está singularmente impulsada por el instinto.

En sus primeros días en este nuevo planeta, Predator parece totalmente concentrado en descubrir qué o quién podría representar la mayor amenaza para él, y adapta su estrategia de caza en consecuencia. No está interesado en apuntar a víctimas completamente indefensas, o alguien que ha sido colgado con la clara intención de sacarlo del camuflaje que le sirve de escondite.

Una vez que queda claro que Predator solo está interesado en derribar lo que él ve como competencia, la pregunta que surge es ¿quién está cazando a quién en este momento?. Más allá de un guion que permite a la audiencia vislumbrar el código moral del antagonista principal, Prey utiliza cada parte de su entorno natural para crear efectos visuales sorprendentes, tal como los representa el director de fotografía Jeff Cutter.

Una escena de lucha que tiene lugar dentro de un bosque en llamas, un entorno medio oscurecido por el humo y las cenizas, evoca una terrible sensación de aprensión, mientras los objetivos de Predator esperan con aliento tembloroso el momento en que saltará de los árboles esqueléticos y comenzará a destrozarlos en pedazos. Cuando la atmósfera se combina con algunas coreografías excelentes, Prey vibra con velocidad y tensión, recordando a cada momento lo que hay en juego para su protagonista. Nari lucha con uñas y dientes para proteger a su gente de la mayor amenaza a la que se ha enfrentado jamás.

Prey funciona de manera concluyente al llevar la franquicia Predator a lo básico, eliminando gran parte de la tecnología y las explosiones inmensas para centrarse en una narrativa de lucha y triunfo impulsada por el instinto de supervivencia más básico. No ahorra acción, pero se levanta como una prueba de lo buenas que pueden ser estas historias en una escala más pequeña.

Prey no tuvo un estreno cinematográfico, se estrenó en América Latina a través del servicio de transmisión Star+, mientras que en el resto del mundo lo hizo vía HULU.

Bones and All: Cómeme
★★★★★ 3,5/5 Son jóvenes, sexies y caníbales. En Bones and All (Hasta los Huesos) Luca Guadagnino hace de la carne un campo de batalla donde se trazan las...
Aftersun: Recuerdos que Mienten un Poco
★★★★★ 3,5/5 Son recuerdos, pero Aftersun no es un ejercicio nostálgico sobre el pasado, sino la búsqueda de alguna certeza en el presente. Charlotte Wells...
Adiós Señor Haffmann: El Intruso
★★★★★ 3,5/5 En Adieu Monsieur Haffmann (Adiós Señor Haffmann), la invasión alemana a Francia de 1941 genera un estado de ánimo en el que se mezclan el...