Search
Close this search box.

Crítica Asesino Sin Memoria: Ni Siquiera el Olvido

Crítica Asesino Sin memoria
Crítica Asesino sin Memoria | Memory es la misma trama de siempre con un giro ligeramente distinto, en la que Liam Neeson es un asesino a sueldo que decide retirarse del negocio.
2.5/5

Liam Neeson ha demostrado su talento para la venganza como el carismático Brian Millsen en la saga Taken (2008 / 2015). Puede hacer papeles de héroe y villano con la misma facilidad, pero si algo logra mantener en todas sus performances, es la admirable capacidad de convertirse en un hombre con cualidades extraordinarias para la pelea, una mezcla de ingenio y destreza que generan empatía aunque se cargue unos cuantos muertos en el camino. 

Memory (Asesino sin Memoria) es la remake de la película belga The Alzheimer Case (Erik Van Looy, 2003) -una adaptación de la novela homónima de Jef Geeraerts-. El director, Martin Campbell, cuenta con un catálogo de films de acción, que incluye Criminal Law (1989), No Escape (1994) y la reconocida Golden Eye (1995), la decimoséptima entrega de la saga Bond. Esto lo posiciona en un lugar sumamente cómodo como realizador: sabe qué hacer, y junto a Liam, tiene cómo. 

Asesino sin Memoria

Neeson interpreta a Alex Lewis, un asesino a sueldo con una larga trayectoria que ha decidido retirarse del negocio de sicarios. Sabe que ha hecho cosas terribles en el pasado que lo condenan hasta el día de hoy. Aun así, tiene principios, límites que no deben ser traspasados. Ni siquiera por él. Comunica que pretende jubilarse, pero su jefe (Lee Boardman) -un corrupto mercenario radicado en México- , tiene otros planes: le encomienda un nuevo trabajo en El Paso, Texas. La misión interfiere con su código personal: una de sus próximas víctimas es una niña de 13 años. 

Alex va dejando rastros mientras intenta hacer justicia en lo que para él es su última ronda de homicidios. Un equipo del FBI a cargo de Vincent Serra (Guy Pearce) está tratando de descifrar la maraña de crímenes. Cuando el detective Mora (Ray Stevenson) decide intervenir, restringe la participación del FBI. Aparece la figura de Davana Sealman (Monica Belluci), una millonaria ejecutiva que empieza a ser vinculada con el caso. Serra sabe que hay algo oscuro detrás de todo esto: que alguien más está haciendo el trabajo sucio, resolviendo el misterio antes que ellos. Quizás sus intenciones morales sean las mismas, pero indefectiblemente se encuentran en lados opuestos de la ley.

El papel de asesino serial de Neeson se vuelve inestable cuando advierte que una enfermedad que afecta a su memoria lo está atacando lentamente. Sin embargo, Alex Lewis no pierde el talento ni las habilidades, y el querido Liam tampoco. Su actuación es equilibrada, con más carácter en comparación con películas recientes como The Marksman (Robert Lorenz, 2021) y Blacklight (Mark Williams, 2022). 

Guy Pearce encaja bien en el papel de agente del FBI: sabe interpretar a un hombre de ley con buenas intenciones -una versión curtida y rehabilitada de Ed Exley, el ambicioso policía del clásico de culto LA Confidential (Curtis Hanson, 1997)-. El personaje de Monica Belluci tiene poco desarrollo, pero su tiempo en la pantalla es atractivo, perspicaz y poderoso.

Asesino sin Memoria es la misma trama de siempre con un giro ligeramente distinto. Cumple, pero no contiene un impacto emocional ni intelectual. No es lo suficientemente mala ni lo suficientemente buena. Se puede apreciar el realismo de la historia de Lewis, su inminente enfermedad y su malestar respecto al trabajo que realizó toda su vida, lo que nos sumerge en una sensación de dramatización completa y adecuada. Como no apuesta a una narrativa compleja, es una experiencia fácil de ver, pero la historia carece de una buena representación visual y personajes fuertes. Las escenas que narran la trama son algo apresuradas y las que se utilizan como relleno se ejecutan de una manera lenta e innecesariamente profunda. 

La dirección de fotografía y las técnicas cinematográficas de Asesino sin Memoria ayudan a establecer la percepción más oscura de la película. La iluminación logra resaltar tanto el estado de ánimo del protagonista como a facilitar un breve vistazo en las mentes de todos los personajes y lo que representan sus acciones para ellos. Los ángulos y los primeros planos, la edición y el uso de cambios de enfoque, son determinantes a la hora de resaltar la tensión y la emoción de las escenas más contundentes. En definitiva, la acción encaja con la trama.

Liam siempre interpreta hombres de sangre fría, esos que no les tiembla la mano ante el enemigo, pero en este papel de sicario que quiere dejar el oficio permite mostrarnos un hombre más calculador y menos sanguinario, como si fueran crímenes de guante blanco. Pero también hace que la acción por momentos se torne un poco aburrida e insulsa. 

Es posible que Neeson no tenga que realizar saltos extravagantes, rodar por el suelo o incluso volar por los aires, pero se esperaba que apareciera un poco más de estrategia e intensidad en Asesino sin Memoria. Por desgracia, solo unas pocas escenas cruzan la inexorable línea de thrillers que gustan, entretienen y mantienen expectante. El resto simplemente se parece más a un film de crimen o de mafia, en la que sólo es necesario eliminar objetivos. Es una propuesta interesante para este film, contada de manera apropiada, pero para un adicto a la acción posiblemente le parezca algo desabrida.

Asesino sin Memoria Dirección: Martin Campbell  Guion: Dario Scardapane, Carl Joos y Erik Van Looy, basado en el libro de Jef Geeraerts  Fotografía: David Tattersall  Música: Rupert Parkes  País: Estados Unidos  Duración: 114 min.  Con Liam Neeson, Guy Pearce, Monica Bellucci, Taj Atwal, Harold Torres, Ray Fearon, Ray Stevenson, Louis Mandylor, Stella Stocker.

Suscribite al newsletter de Revista Hush y recibí el mejor análisis de la cultura pop en tu mail

The Witcher temporada 4: Liam Hemsworth es Geralt de Rivia en el teaser de la serie

Liam Hemsworth es el nuevo Geralt de Rivia en la penúltima temporada de The Witcher.

REVIEW | Aquaman: Andromeda #1

Aquaman: Andromeda cuenta con Ram V y Christian Ward colaborando en una historia evocadora para DC Black Label que no se centra en el héroe atlante.

REVIEW | Moon Knight #11 de Marvel

Atrapado entre salvar a un amigo o su nuevo hogar, Moon Knight se ve obligado a pedir ayuda a la última persona que desea, Khonshu, el dios que lo creó.