REVIEW

Crítica Lamb 2021

Lamb

Lamb 2021 critica

Crítica Lamb

El SIlencio de los Corderos

3.5/5

Lamb: El Silencio de los Corderosay algo demasiado inquietante en Lamb. Ambientada en el contexto aislado de una granja familiar de ovejas, la historia -inspirada en el folclore escandinavo- sigue a una pareja que adopta a un niño extraño. El horror popular está en medio de un resurgimiento, y ninguna otra compañía de distribución hace el género como A24: siguiendo los pasos de éxitos críticos como The Witch (Robert Eggers, 2015) y Midsommar (Ari Aster, 2019), el horror sobrenatural de Lamb establece una premisa pacífica, aunque poco convencional, solo para subvertir el entorno idílico con un giro profundamente inquietante. 

Lamb es horror y suspenso de combustión lenta que evita el típico gore y los sobresaltos de miedo del género, y en su lugar propone un retrato matizado de dolor, marcado por la sensación inquebrantable de que algo está muy mal.

Dirigida por Valdimar Jóhannsson y coescrita con el poeta, novelista y letrista islandés Sjón, la película es un retrato íntimo que se centra en tres personajes: Maria (Noomi Rapace), su esposo Ingvar (Hilmir Snaer Gudnason) y su cuñado Pétur (Björn Hlynur Haraldsson). La pareja vive y trabaja en una granja de ovejas apartada de todo contacto con el afuera, y Lamb se mueve en ese escenario de incomunicación para dar una imagen de lo que eso implica. 

No hay nada de glamoroso en este estilo de vida: el tractor necesita mantenimiento, la decoración de la casa sugiere un ingreso modesto y la vida cotidiana requiere acciones que, desde una perspectiva externa, pueden parecer crueles.

La película aborda su tema con seriedad, optando por el realismo sobre los efectos especiales. El entorno rural parece una granja en funcionamiento, pero el aislamiento se ve amplificado por tomas de colinas vacías, cielos grises y la niebla casi siempre presente. Al confiar en esa atmósfera sofocante para crear un sentimiento de opresión, Jóhannsson fomenta sutilmente la incomodidad entre los espectadores, lo que a su vez da color a muchas de las miradas inocentes de la película. 

Lamb reseña
Noomi Rapace como Maria.
Crítica Lamb 2021
Hilmir Snær Guðnason como Ingvar y Noomi Rapace como Maria.

El estado de ánimo desagradable contrasta con una nota sombría que reverbera justo debajo de la superficie, que insinúa y luego confirma, que María e Ingvar están sufriendo una tragedia familiar. Incluso cuando se siente que los dos pueden ser culpables de algún pecado antinatural, siguen siendo personajes convincentes. 

La trágica historia de fondo es necesaria para comprender la motivación de los personajes y ayuda a construir el primer giro importante de la película. Todo en el primer acto es completamente creíble pero se siente un poco extraño, lo que sirve para hacer que la acción sea aún más inquietante. 

No hay nada de malo en que María e Ingvar lleven a un cordero recién nacido a su casa, Ada; de hecho, todo lo que hacen, al menos en un inicio, es normal en determinadas circunstancias. Sin embargo, hay indicios de que algo anda mal: el hecho de que el cordero no se muestra de inmediato, la hostilidad de María hacia la oveja madre y la reacción exagerada de la pareja ante la desaparición de Ada. 

Hay una cualidad de ensueño en Lamb que hace que se sienta agridulce y al mismo tiempo una pesadilla. Jóhannsson tiene la habilidad de detenerse en las tomas el tiempo suficiente para impartir notas de incomodidad, y una habilidad para subvertir imágenes idílicas. 

El personaje Ada es el mejor ejemplo, ya que Jóhannsson interpreta a la dulce criatura como amenazante simplemente en virtud de parecer tan antinatural. Como revelan los avances y el material de marketing, Ada no es un cordero ordinario y se convierte en una hija sustituta para apaciguar el dolor de María e Ingvar. Cuando Pétur llega para dar su opinión, la situación inusual se expone por lo espeluznante y triste que realmente es. La nueva dinámica con el cuñado es interesante y agrega una nueva capa muy necesaria de tensión interpersonal. Pétur representa otra amenaza para el nuevo papel maternal de María.

Lamb lucha por mantener el impulso después de la reacción inicial de Pétur a Ada, y la última mitad de la película carece de la emoción de la primera. Aunque lo que está en juego es más explícito, la narrativa pierde el enfoque a medida que avanza y la resolución final está lejos de ser satisfactoria. 

Ada llega a ser más un personaje en la segunda mitad, y la exploración de su propia identidad es bienvenida; sin embargo, la dirección no termina de ser convincente y no está claro cómo deberíamos sentirnos acerca de los eventos a medida que ocurren. 

Conceptualmente, Lamb es un tributo a los viejos cuentos populares, cuyos elementos se pueden observar en el abrupto e impactante final. Esta película puede parecer demasiado de nicho y reservada para los fanáticos del horror incondicional.