REVIEW

Ella Dijo (2022)

She Said

Crítica Ella Dijo

Crítica Ella Dijo

Antes de la Revolución

3/5

She said“I know what it’s like to be deadI know what it is to be sad”

The Beatles, She Said She Said (Revolver)

She Said: Antes de la Revoluciónay un antes y un después del Me Too, movimiento, símbolo, motín femenino que salió al mundo para prenderlo fuego y reemplazarlo por uno más justo para las mujeres. She Said (Ella Dijo) sería su génesis, el grado cero de una historia subterránea que llega a su punto de no retorno cuando comienza a ser contada por sus víctimas, hasta ese momento silenciadas por el miedo y el dolor, por el chantaje y el dinero del poder. 

En octubre de 2017 se publicó en el New York Times el artículo de Jodi Kantor y Megan Twohey sobre las décadas de acoso y abuso de Harvey Weinstein y ya nada volvió a ser igual: en los meses y años que siguieron, más de 80 mujeres acusaron a uno de los hombres más influyentes de Hollywood de un catálogo completo de crímenes sexuales mientras era el presidente de Miramax. 

Ella Dijo es el viaje al corazón de la investigación que reveló no sólo la conducta aberrante del productor, sino de todo un sistema diseñado para callar a las víctimas, y que más tarde inició el movimiento femenino que provocó el despido de Weinstein, su condena y encarcelamiento por múltiples cargos de violación y agresión sexual. 

Weinstein permanece fuera de campo como una presencia inquietante sobre la que gira la película, pero Ella Dijo es un asunto de mujeres: las que no pudieron hablar, las que les dieron voz. La película de Maria Schrader pone en escena la insistencia y la obstinación que se necesitan para desafiar la mitología que mantiene esos oscuros sistemas de poder, el silencioso asco por la impunidad que se mezcla con la admiración incondicional por la valentía de las mujeres que lo soportaron y luego hablaron sobre ello. 

La película comienza con una elipsis devastadora. Laura Madden tiene 21 años, el pelo corto, la alegría juvenil de comenzar a trabajar como ayudante de producción en Miramax. Corte. Laura Madden, 21 años, la ropa desarreglada, la angustia que se le sale del cuerpo mientras parece escapar de algún apocalipsis personal por una calle de Los Ángeles. Un corte temporal que funciona como una experiencia del shock para representar la inocencia y lo cualidad efímera de los sueños en esa fábrica de pesadillas que es Hollywood.

Ella Dijo 2022
Zoe Kazan y Carey Mulligan, Ella Dijo (2022).
Crítica Ella Dijo
Carey Mulligan, Zoe Kazan y Patricia Clarkson, Ella Dijo (2022).

Estamos en la redacción del New York Times, que acaba de publicar las denuncias de abuso de Donald Trump en plena campaña presidencial de 2016. Esta escena sirve no sólo para ampliar el alcance de una misoginia instalada en todos los sectores, sino para reflejar el estado de ánimo de una sociedad pre Me Too: las acusaciones de las víctimas no impidieron que el candidato republicano ganara las elecciones. 

Megan Twohey (Carey Mulligan) estuvo involucrada en la investigación de Trump, y ahora regresa al diario para unirse a la incipiente investigación de Jodi Kantor (Zoe Kazan) sobre Weinstein. Los primeros días son de incertidumbre: no está claro si algo publicable resultará de los esfuerzos de las periodistas: las víctimas no hablan on the record, tienen miedo, traumas cosidos a la piel, o son silenciadas por los acuerdos de confidencialidad que firmaron en su momento.

El guion de Rebecca Lenkiewicz -basada en el libro de 2019 de Twohey y Kantor- busca definirlas menos por su oficio que por su género: incursiones en sus vidas cotidianas muestran a Twohey en plena depresión post parto, mientras que Kantor se desplaza por el equilibrio precario entre la investigación y su familia. Una más retobada y la otra más emocional, Mulligan y Kazan transmiten con habilidad la concentración y el compromiso de las periodistas, con actuaciones contenidas pero que ofrecen retratos silenciosamente efectivos. 

Pero las actuaciones más destacadas son las de Samantha Morton como Zelda Perkins, una ex empleada de Miramax y la de Jennifer Ehle como Laura Madden, ahora una mujer de mediana edad luchando contra el cáncer. Ver a estas mujeres décadas después de su trauma pero aún viviendo con triste resignación en sus secuelas, da un testimonio conmovedor del efecto duradero de la depredación de Weinstein.

El problema de Ella Dijo es que la cercanía de los eventos que retrata le resta tensión dramática, que Schrader no logra compensar con un pulso de thriller convincente. La directora no sale del molde de las películas de periodismo estándar, pero no crea la atmósfera noir de All the President’s Men (Alan Pakula, 1976) ni es tan profundamente inquietante como Spotlight (Tom McCarthy, 2015). Ella Dijo es obediente, respetuosa y reverente con su tema, un desfile de testimonios que reflejan de manera efectiva el daño permanente en las víctimas de Weinstein.

La película trata de no caer nunca en la explotación o en el sentimentalismo barato de este tipo de películas, pero su falta de rebeldía cinematográfica se traduce en que Ella Dijo tiene mucho que decir sobre lo que sucedió, pero poco que agregar; en cambio, se siente como una repetición mecánica de cosas que ya se conocían. Aún así, es un valioso retrato de las víctimas silenciadas por el poder, de las mujeres ganando su batalla de ocupación simbólica, de la perseverancia hecha periodismo: la genealogía de una revolución que comenzó en la redacción de un diario y terminó en el mundo.

Bones and All: Cómeme
★★★★★ 3,5/5 Son jóvenes, sexies y caníbales. En Bones and All (Hasta los Huesos) Luca Guadagnino hace de la carne un campo de batalla donde se trazan las...
Aftersun: Recuerdos que Mienten un Poco
★★★★★ 3,5/5 Son recuerdos, pero Aftersun no es un ejercicio nostálgico sobre el pasado, sino la búsqueda de alguna certeza en el presente. Charlotte Wells...
Adiós Señor Haffmann: El Intruso
★★★★★ 3,5/5 En Adieu Monsieur Haffmann (Adiós Señor Haffmann), la invasión alemana a Francia de 1941 genera un estado de ánimo en el que se mezclan el...