Search
Close this search box.

Un Lugar en Silencio: Día Uno | El gato Frodo, la estrella emergente de la película

un lugar en silencio dia uno gato frodo
En Un lugar en Silencio: Día Uno, el gato Frodo juega un papel crucial en la supervivencia de Sam (Lupita Nyong'o) y Eric (Joseph Quinn).

La supervivencia y el mutismo siguen siendo el elemento central de Un Lugar en Silencio: Día Uno (The Quiet Place: Day One), la precuela y la última entrega de la franquicia. Pero esta vez, la relación más importante no es entre miembros de una familia, sino entre una mujer (la enorme Lupita Nyong’oy) y su gato Frodo, la verdadera estrella de la película.

El director Michael Sarnoski es alguien que entiende el vínculo entre los animales y los humanos: su psicodélica ópera prima, Pig, era la historia de un hombre (Nicolas Cage) que intenta recuperar a su cerdo trufero secuestrado. En Un Lugar en Silencio: Día Uno, Sam (Nyong’o) tiene cáncer en etapa avanzada y vive en un hospicio con su gato terapéutico Frodo (interpretado por Nico y Schnitzel).

Borges decía que Dios inventó a los gatos para que el hombre pudiera acariciar a los tigres. Con ojos verdes penetrantes, una adorable felinidad y ubicuas manchas negras sobre su pelaje blanco, Frodo no es uno de esos gatos que hacen de la autosuficiencia un estilo de vida: es adicto a Sam. Ella no le da órdenes porque no las necesita: cuando Sam precisa a Frodo, él está ahí.

Una vez que los extraterrestres invaden la Tierra, la vida de Sam (y la de todos los demás) se convierte en un caos. Pero Frodo camina por la calle con arrogancia gatuna, como si las tormentas de polvo, las columnas de humo, los escombros y el festival gore alienígena fueran parte de su rutina. Frodo es tan importante para la supervivencia de los humanos como el hecho de permanecer en silencio. No sólo hace avanzar la trama de Un Lugar en Silencio: Día Uno con cada paso que da por las calles devastadas de Nueva York, sino que le brinda a Sam el apoyo emocional que ella necesita. En los momentos de terror interminable, Frodo está allí para guiarla.

un lugar en silencio gato
Nico y Schnitzel como Frodo en Un Lugar en Silencio: Día Uno

Los gatos en el cine de terror

Frodo se suma a la larga lista de representaciones de gatos en el género de terror. Si la versión más cruel se encuentra en Cementerio de Animales (Pet Sematary) de 1989 con Church -el gato negro de ojos brillantes que presagia las nefastas consecuencias de utilizar el cementerio titular para la resurrección-, Frodo se ubica en el lado más dulce de este espectro, con un papel similar al del atigrado Jonesy en Alien: gatos tiernos atrapados en medio de una invasión alienígena.

Al igual que Frodo mira con curiosidad la ciudad en los brazos de Sam mientras se abre paso a través del caos, los ojos de Jonesy observan al Xenomorfo matar al personaje de Harry Dean Stanton. Hacia el final de Alien, con todos los miembros de la tripulación muertos y la nave en cuenta regresiva para autodestruirse, Ripley (Sigourney Weaver) sostiene un lanzallamas en una mano y el transportador del gato en la otra. Jonesy gruñe en la cápsula de escape, fastidiado porque ella lo abraza cuando él solo quiere echarse una siesta.

Aunque Frodo es un gato avanzado, Un Lugar en Silencio: Día Uno juega con atormentar a la audiencia con la amenaza de comprobar si tiene o no nueve vidas. Aunque es confiable, también tiene preferencia por las excursiones kamikazes y las situaciones precarias: no puede resistirse a sus instintos, aunque a veces hagan que la vida de todos sea un poco más peligrosa.

Por muy importante que sea Frodo para la película, su seguridad parece improbable. Cuando sube a una viga por encima de una horda de alienígenas, o cuando Eric y Sam quedan atrapados en las aguas de la inundación dentro de un túnel del subterráneo, Frodo logra salir con vida y, de alguna manera, ni siquiera tose una bola de pelo. Su papel en el Un Lugar en Silencio: Día Uno es más que el cliché “salvar al gato”: ayuda a dos extraños en su viaje a través de un páramo, y es por eso que Sarnoski nombró a su estrella como el mejor hobbit de El Señor de los Anillos.

un lugar en silencio frodo
Frodo en Un Lugar en Silencio: Día Uno

La importancia del gato Frodo en Un Lugar en Silencio: Día Uno

Debido a que la franquicia se basa en la premisa de que el silencio es sinónimo de supervivencia, usar un gato crea un vínculo sin la necesidad de que Sam y Eric compartan demasiadas palabras. Sin la protección sonora de la lluvia o de los truenos, tienen que permanecer en estado de mudez, lo que Frodo maneja hábilmente. En una entrevista, Sarnoski explicó por qué el “gato de servicio” de Sam está bien equipado contra invasiones extraterrestres.

“Sam ha entrenado al gato para que no moleste a todos en el centro de cuidados paliativos. Leí un estudio sobre cómo muchos maullidos son un comportamiento aprendido. Es la forma en que se comunican con los seres humanos. Cuando los gatos están solos, no maúllan tanto. Así que pensé que cuando ocurra el apocalipsis y todos se hayan ido, puede mantenerse en silencio. Los gatos son depredadores naturales y silenciosos y conocen el juego”.

La astucia y la imprevisibilidad de Frodo añaden emoción e intensidad a Un Lugar en Silencio: Día Uno, que no sería tan extrema si Sam tuviera un compañero animal diferente. La pasión de Frodo por el caos es una de las razones principales de que la película funcione, pero Nico y Schnitzel también logran elevar los momentos emotivos.

Cuando Frodo encuentra a Eric (Joseph Quinn) solo y aterrorizado, se miran el uno al otro en plano/contraplano. En una película que a esta altura se ha sumergido completamente en la locura, es un momento de calma surreal. Parece como si Frodo estuviera mirando el alma de Eric, diciéndole que todo va a estar bien. La escena muestra el microcosmo de la presencia de Frodo en Un Lugar en Silencio: Día Uno: el rostro de este tierno gato funciona como un oasis en medio de un horror indescriptible.

Un Lugar en Silencio: Día Uno ya está en los cines.

Peaky Blinders: Rebecca Ferguson se une a Cillian Murphy en la próxima película

La actriz sueca se une al reparto de la próxima película de Peaky Blinders, escrita por Steven Knight y dirigida por Tom Harper.

Kevin Feige confirma que Hugh Jackman seguirá siendo Wolverine en el MCU

El presidente de Marvel Studios admite que eventualmente se elegirá un nuevo actor como Wolverine en el MCU, pero no en el futuro inmediato.

Deadpool & Wolverine: el director de Logan califica el multiverso como "la muerte de la narración"

La reaparición de Logan en Deadpool & Wolverine le da a James Mangold la oportunidad de opinar sobre los multiversos que dominan las franquicias cinematográficas.