Crítica Moonage Daydream

Moonage Daydream: Homo Superior

★★★★★ 4/5 Moonage Daydream no es lo que se supone que debe ser un documental. No es la biografía de David Bowie, es la biografía de su sensibilidad. No es el retrato de su carrera sino su celebración. Por eso es un monumento que evita la rigidez mitológica para tratar a Bowie como un objeto vivo y dinámico. Lo que queda es un manifiesto estético a una figura irrepetible, una máquina hiperbólica multimedia que parece la alucinación de un apocalipsis a punto de ocurrir. Keep the electrical eye on me, baby.