The Godfather: La Muerte es Bella

Coppola hizo de un relato de criminales una tragedia griega moderna que se elevaba como una arquitectura sobre el destino y la fatalidad para dar un retrato del american dream como una fantasía defectuosa que devoraba a los hombres en su búsqueda de poder. La historia detrás de El Padrino es una crónica de Hollywood, de una manera de hacer cine que enfrentaba la lógica comercial y el pensamiento artístico, y que dio como resultado un cínico manifiesto estético sobre el Estados Unidos contemporáneo.