Search
Close this search box.

Donald Sutherland | De ícono contracultural al mainstream: historia de una leyenda

donald sutherland muerte
Con una presencia en pantalla capaz de elevar retorcidas películas de autor o éxitos de taquilla, Donald Sutherland dejó su marca en el cine. Aquí, una retrospectiva de su carrera.

Donald Sutherland murió a los 88 años. La noticia fue confirmada en X por su hijo Kiefer: “Con gran pesar, les digo que mi padre, Donald Sutherland, ha fallecido. Personalmente, creo que fue uno de los actores más importantes de la historia del cine. Nunca se dejó intimidar por un papel, bueno, malo o feo. Amaba lo que hacía e hizo lo que amaba, y uno nunca puede pedir más que eso. Una vida bien vivida”.

Donald Sutherland fue uno de los actores más aclamados de su generación y de cualquier generación, que participó de todos los géneros cinematográficos -incluso de aquellos que todavía no se habían inventado-con una presencia en pantalla capaz de elevar retorcidas películas de autor como también livianos éxitos de taquilla.

La carrera de Donald Sutherland abarcó casi 60 años. Hizo todo: villanos, antihéroes, protagonistas románticos. Si su serie de películas de 1967 a 1980 es legendaria y se convirtieron en piedras angulares del cine: The Dirty Dozen, MASH, Little Murders, Klute, Don’t Look Now, La Invasión de los Usurpadores de Cuerpos, 1900 y Ordinary People, su final de carrera estuvo marcada por la rebelión adolescente de Los Juegos del Hambre: todo el rango dinámico de la cultura pop en un solo actor.

Su papel como doctor Hawkeye Pierce en la película sobre la guerra de Corea de Robert Altman -ganadora de la Palma de Oro- MASH, fue psicodélico y llevó la incorrección política en el cine a su siguiente fase. Sutherland tenía una cara fascinante, que hacía juego con su talento actoral. Cuando Fellini lo eligió para interpretar a Casanova, dijo que el actor era “una figura de cera llena de esperma con los ojos de un masturbador”.

Cualquiera que haya visto la película de terror psicológico de Nicholas Roeg de 1973 Don’t Look Now, recordará a Donald Sutherland para siempre. Como marido desconsolado de Julie Christie que huye de Inglaterra a Venecia después de la muerte de su hija, es una actuación maníaca y atormentada, con la tristeza cosida a la piel.

donald sutherland muerte
Donald Sutherland en los 60’s

Los primeros años de la carrera de Donald Sutherland

Donald Sutherland nació en Saint John, New Brunswick, en 1935 y, aunque estuvo muy vinculado a Hollywood desde los años 60’s, siempre conservó su esencia de actor canadiense. Su primera experiencia en público fue en la adolescencia, trabajando como notero para una radio de Nueva Escocia. En la universidad comenzó a actuar en obras de teatro, y en dejó Canadá para ir a Londres a estudiar en la Academia de Música y Arte Dramático.

Hizo su debut en pantalla junto a Christopher Lee en varias películas de terror –El Castillo de los Muertos Vivientes (1964) y Dr. Terror’s House of Horrors (1965)-. Es un género al que volvería a lo largo de su carrera. Excepcionalmente alto y delgado, con ojos atormentados y ligeramente sospechosos, era un hombre natural para el terror, especialmente perfecto para las exploraciones artísticas del género que vendrían en los siguientes años.

Gracias a un episodio de Los Vengadores, consiguió el papel de Pinkley en Los Doce del Patíbulo, uno de los presos psicóticos que son reclutados por el ejército de EE. UU. para realizar una audaz incursión en territorio nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Inquieto, con un factor de extrañeza personal, no necesitaba imitar a Anthony Perkins para ser creepy. Donald Sutherland fue espeluznante con un estilo propio.

donald sutherland peliculas
Donald Sutherland en Don’t Look Now

Las mejores películas de Donald Sutherland

The Dirty Dozen (Doce del Patíbulo) fue la quinta película más taquillera de 1967 y prácticamente le aseguró la entrada a Hollywood. Después protagonizó MASH y rápidamente demostró su talento al interpretar al personaje principal en Klute de Alan J. Pakula: un detective privado que investiga los asesinatos de trabajadoras sexuales en la ciudad de Nueva York, que termina enamorado de una de ellas.

Ese cara, mucho más interesante que hermosa. En El Gran Robo del Tren, cuando uno de los ladrones tiene que interpretar a un cadáver, ya sabes que va a ser Donald Sutherland.

Siguieron más películas de terror (la nueva versión de La Invasión de los Usurpadores de Cuerpos de Philip Kaufman) y más películas de género (el thriller sobre la Segunda Guerra Mundial de Richard Marquand, El Ojo de la Aguja), pero también pudo protagonizar la ganadora del Oscar a la Mejor Película, Ordinary People de Robert Redford, en el papel de un padre débil, incapaz de darle a su hijo lo que necesita.

Donald Sutherland parecía uno de esos actores que se siente cómodo en cualquier papel: ya sea Cold Mountain, Space Cowboys, A Time to Kill o en la versión de 2005 de Joe Wright de Orgullo y Prejuicio, en la que interpreta a un señor Bennett excepcionalmente tierno y sensible, en sintonía con el personaje de su hija Elizabeth (Keira Knightley).

donald sutherland muerte
Donald Sutherland en Los Juegos del Hambre

Donald Sutherland se reinventa en Los Juegos del Hambre

En la última década de su vida, Sutherland se ganó una base de seguidores completamente nueva al aparecer como el villano principal en las películas de Los Juegos del Hambre, Coriolanus Snow, el presidente de la distópica Panem. Aportó frialdad al papel de este fascista dedicado al cálculo del poder, a la televisación de la muerte para mantener a su población entretenida y pacificada.

Como su coprotagonista, Philip Seymour Hoffman, Donald Sutherland demostró capacidad para hacer suya incluso una superproducción de nueve cifras, y asegurarse de que llevara la impronta de su personalidad. No todos los actores pueden hacer eso. Ciertamente no todos en un papel más o menos secundario. Incluso cuando su carrera estaba llegando a su fin, estaba haciendo algo único.

Donald Sutherland era considerado como el mejor actor vivo que nunca había sido nominado a un Oscar. Para disimular la miopía, la Academia le otorgó el Oscar honorífico en 2017. Sus hijos Kiefer, Angus, Roeg y Rossif siguieron sus pasos en la actuación. Pero por encima de todo está su trabajo: distintivo, memorable y atemporal. Hoy se fue una leyenda. De alguna manera, sus ojos siempre sugirieron tempestades.

Kevin Feige confirma que Richard Rider (Nova) llegará al MCU

El presidente de Marvel Studios confirmó el debut de Richard Rider en el MCU con la serie de televisión Nova, que que aún se encuentra en desarrollo.

Twisters supera los 80 millones de taquilla en su fin de semana de estreno

La taquilla de Twisters marca el mayor estreno de una película sobre desastres naturales en Estados Unidos.

The Bear: John Cena, Bradley Cooper, Paul Rudd y todos los cameos de la temporada 3

La temporada 3 de The Bear presenta cameos psicodélicos. Aquí presentamos todas las estrellas que aparecen en la serie y una guía de los chefs invitados...